• Los ingresos subieron un 2% mientras que el resultado neto lo hizo en un 42%.
  • La venta del 23% de Eutelsat y del 15% de Brisa han disparado el beneficio.
  • Se consolida la presencia de OHL: al vicepresidente Juan Miguel Villar Mir se unen dos consejeros: su hijo Juan Villar Mir de Fuentes y Tomás García Madrid.
  • La empresa cifra en 67,7 millones de euros la "justa compensación" por la expropiación de Sabsa, en Bolivia.

Los números que ha presentado Abertis este martes son buenos. Pero ojo, porque el beneficio neto de la compañía se ha disparado un 42% respecto a 2011 por la venta del 23% de Eutelsat, que aportó 1.366 millones de euros antes de impuestos, y el 15% de la portuguesa Brisa, que supuso la entrada de 311 millones de euros brutos. Sin contar estos extraordinarios, la compañía que preside Salvador Alemany (en la imagen) registró 613 millones de euros de beneficios, esto es, un 2% más que en 2011.

La deuda de Abertis a diciembre de 2012 se situó en los 14.130 millones de euros, un 1,7% más que un año antes, fundamentalmente por la adquisición de las autopistas a OHL. Sin embargo, el apalancamiento (EBITDA dividido entre deuda) ha disminuido y ha pasado del 5,6% en 2011 al 4,8% en diciembre de 2012.

Por otra parte, la presencia de OHL se ha consolidado y va cobrando cuerpo. La compañía que preside Juan Miguel Villar Mir ya cuenta con tres miembros en el consejo de Abertis: el propio Villar Mir como vicepresidente, y dos consejeros: su hijo Juan Villar Mir de Fuentes y Tomás García Madrid.

En este sentido, Abertis ha comunicado este mismo martes a la CNMV que cuatro de sus consejeros han abandonado su puesto: Gonzalo Gortázar y Leopoldo Rodés, ambos estaban a petición de Criteria Caixa Holding, Antonio Tuñón, consejero a petición de Trebol Holdings, Ernesto Mata y Ramón Pascual, ambos independientes. En el mismo hecho relevante, la compañía ha anunciado que reduce el número de consejeros: de 22 pasará a 17.

Pablo Ferrer

[email protected]