• En otras palabras, culpan a Florentino de su obsesión por controlar la eléctrica.
  • El grupo más capitalizado de España perdió 141 millones de euros en 2012 por su participación en ACS.
  • Sin el impacto de los resultados extraordinarios de la constructora, el banco habría ganado 21,7 millones de euros.

El beneficio individual de Banca March S.A. -correspondiente a la actividad exclusivamente bancaria, esto es, sin consolidar la participación en Corporación Financiera Alba- asciende a 11,8 millones de euros. Y esto, tras haber realizado ya todas las dotaciones derivadas de los decretos Guindos, que han supuesto 228 millones de euros.

Pero el documento remitido a la CNMV lo deja bien claro: "El resultado consolidado neto atribuido al Grupo Banca March, como consecuencia del saneamiento de la participación de ACS en Iberdrola, es de -141,8 millones de euros. Sin el impacto de los resultados extraordinarios de ACS -continúa la nota-, el beneficio habría ascendido a 21,7 millones de euros.

En otras palabras: los March culpan a Florentino de su obsesión por controlar Iberdrola, y de que esa obsesión les ha costado un dineral. Y es que el banco de los hermanos Carlos (en la imagen) y Juan March controla el 18,3% de ACS a través de Corporación Financiera Alba.

Estamos hablando de un banco que necesita mucha capitalización porque posee una amplia cartera de participaciones industriales, y ya sabemos cómo trata la nueva regulación bancaria a este tipo de participaciones. Concretamente, y además de en la constructora, el banco posee participaciones en Acerinox (24,2%), en Indra (11,3%), Prosegur (10%), Ebro Foods (8,1%), en Clínica Baviera (20%) y en Antevenio (20,5%).

Otros datos de interés de los resultados de 2012: el margen de intereses subió un 27,1%, hasta los 167,4 millones de euros, la morosidad fue del 5,3% -en 2011 fue del 4,5%- y la ratio de cobertura fue del 79,2% -el año anterior fue del 81,2%-.

Pablo Ferrer

[email protected]