• El Tribunal Supremo rechaza los siete recursos contra las prospecciones en Lanzarote y Fuerteventura.
  • La multinacional ya tenía el visto bueno de Agricultura (con declaración de impacto ambiental favorable) y de Industria.
  • Los sondeos han reavivado un "debate político" en las islas como si se tratara de un 'casus belli nacional'.
  • Por eso, Brufau aclara: "Es un proyecto exploratorio a 60 kilómetros de tierra que tiene teóricamente todas las garantías de que no va a pasar nada".

Repsol contaba ya con el visto bueno del Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente a las prospecciones en Canarias -en las aguas de Lanzarote y Fuerteventura, en concreto- para ver si hay petróleo. La Declaración de Impacto Ambiental fue favorable. Tuvo después la aprobación del Ministerio de Industria para iniciar los sondeos. Pero le faltaba el aval del Tribunal Supremo, al que habían llegado siete recursos en contra de las prospecciones. Bien, pues este ha sido el último escollo, también superado. Y ojo, si todo sale bien el 'experimento', el petróleo extraído podría cubrir el 10% de la demanda nacional.

El Tribunal Supremo ha rechazado todos los recursos presentados, en concreto, por la comunidad autónoma canaria, los cabildos de Fuerteventura y Lanzarote, la Federación Ben Magec-Ecologistas en Acción, Adena, la Fundación César Manrique e Izquierda Unida. Todos ellos hicieron piña contra Repsol, convirtiendo el contencioso en una causa nacional. Las protestas seguirán, no obstante. Ya lo ha anunciado, por ejemplo, Ecologistas en Acción y es posible que sea secundada por el Ejecutivo de Paulino Rivero, que se ha dejado demasiados fondos públicos en su intento de paralizar a la 'peligrosa' multinacional española.

Con su decisión, el TS confirma la validez del real decreto de marzo de 2012 que aprobó los permisos de investigación de hidrocarburos.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau (en la imagen), se ha adelantado al fallo judicial señalando que "lo de Canarias es un proyecto exploratorio a 60 kilómetros de Lanzarote y Fuerteventura que tiene teóricamente todas las garantías de que no va a pasar nada, como no pasa en todos los pozos exploratorios", aunque no se ha olvidado del "buen debate político" organizado en las islas.

Miriam Prat

[email protected]