• Este porcentaje se traduciría en unos 970 millones de euros.

  • El gobierno argentino expropió el 51% de la petrolera a la compañía española y la tiene que compensar con bonos por un valor nominal de 5.000 millones de dólares más otros 500 millones en intereses.
  • Además hay que incluir en esta operación un pago complementario de 1.000 millones de dólares como máximo para garantizar que los bonos entregados asciendan al menos a 4.670 millones.
  • Tras las dos operaciones, el ingreso de Repsol superará los 6.000 millones de dólares.
  • YPF ha emitido bonos por valor de 1.000 millones de dólares al 8,75%.

Repsol planea vender el 12% que le queda de YPF. De esta manera ya no tendría ninguna relación con la petrolera argentina. Un paso que se produce meses después de que el gobierno de Argentina, que dirige Cristina Fernández de Kirchner (en la imagen junto a Antonio Brufau), decidiera expropiarle el 51% de YPF.

Por el expolio, el gobierno argentino tiene que compensar a la compañía española, que preside Antonio Brufau. El acuerdo firmado entre ambas partes ya cuenta con el visto bueno del senado argentino, de la Junta General de Accionistas de Repsol y solo falta el del congreso del país hispanoamericano.

Con esta última aprobación se procederá a la entrega de la compensación. La cual se hará en bonos por un valor nominal de 5.000 millones de dólares más otros 500 millones en intereses. A estos hay que incluir un pago complementario de 1.000 millones de dólares como máximo, que permitirán garantizar que los bonos entregados asciendan al menos a 4.670 millones. Y es que no puede ser menor a esta cuantía porque sino sería más que un regalo.

El 12% se traduciría en unos 970 millones de euros. Tras las dos operaciones, la compensación por la expropiación y la venta de la parte restante de YPF, el ingreso de Repsol superará los 6.000 millones de dólares, según fuentes de la compañía.

Sin embargo, la petrolera argentina YPF a la espera de la decisión del congreso para compensar a Repsol, sigue buscando financiarse y por ello, este miércoles ha emitido bonos por valor de 1.000 millones de dólares al 8,75%. Esta emisión se ha convertido en la colocación corporativa más grande de las realizadas hasta la fecha en Argentina.

En la operación participaron 300 inversores de todo el mundo y esta buena acogida superó las expectativas de la empresa. Los recursos que ha captado se destinarán a financiar su "ambicioso plan de inversiones". Esperemos que igual que se le ha dado muy bien la emisión de estos bonos también se le dé bien el pago a Repsol.

Cristina Martín

[email protected]