• El banco americano toma el relevo a la desinversión del 9,4% de la mexicana Pemex.
  • Y es ya el cuarto accionista de la petrolera, tras la Caixa (12,9%), Sacyr (9,5%) y Temasek (6,29%).
  • La compañía que preside Brufau quiere crecer y busca inversiones en el área OCDE, sobre todo EEUU, Canadá, norte de Europa y Extremo Oriente.

Pemex vendió su participación del 9,49% en Repsol en vísperas de la visita a España Peña Nieto, presidente de México. No hubo enfados por ello, ni con el Gobierno, ni con el presidente de la compañía, Antonio Brufau (en la imagen). Al contrario, Peña Nieto en una alarde de diplomacia le restó importancia: no rompe otros acuerdos de Pemex, como los pedidos a Navantia, y explicó, además, la reforma energética de su país, que se abrirá al sector privado en exploración y producción. Poco ha durado, sin embargo, el vacío dejado por Pemex. Y es que Repsol, bajo el prisma de todos los analistas, está barata y tiene un potencial enorme. Así se explica el banco de inversión americano JP Morgan alcance ya una participación de 3,24%, que le convierte en el cuarto mayor accionista de la petrolera, según consta en los registros de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). A nadie se le oculta, además, que Josu Jon Imaz, consejero delegado, busca, como ha explicado Hispanidad, nuevas inversiones en área OCDE, especialmente en EEUU, Canadá, norte de Europa y Extremo Oriente. En declaraciones a El Economista, el propio director financiero de Repsol, Miguel Martínez, señaló, en esa línea, que la petrolera está estudiando realizar adquisiones en países de la OCDE que ofrezcan un TIR (Tasa Interna de Rentabilidad) de entre el 7 % y el 8%.

JP Morgan, con su 3,2%, es el principal accionista de Repsol después de Caixabank, que se ha consolidado como primer accionista, con un 12,9% del capital, Sacyr (9,5%) y de Temasek (6,29%).

El banco americano está obligado a declarar su participación porque sobrepasó el 3% el día 6 de este mes, apenas dos días después de que Pemex anunciase la venta de un 7,86% en la petrolera. JP Morgan no explica, sin embargo, si compró títulos a Pemex, pero el hecho cierto es que elevó su participación en Repsol del 2,6% al 3,24%. Actualmente la firma tiene 42,99 millones de acciones de Respol, con un valor de unos 860 millones de euros.

Miriam Prat

[email protected]