• Las dos compañías ya negociaron en verano, pero el elevado precio (11.000 millones de dólares canadienses) y el deterioro de algunos activos paralizaron las conversaciones.
  • Ahora la compañía sólo vale 5.000 millones… y bajando.
  • En los planes de la compañía española está invertir entre 10.000 y 15.000 millones de dólares durante 2015.
  • En definitiva, se trata de aumentar la producción anual en 300.000 barriles.
  • En cualquier caso, hablamos de adquisiciones amistosas.

El momento es propicio, al menos para Repsol, que necesita crecer y rápido. La caída del precio del crudo ha impactado en las petroleras de todo el mundo, bajando su capitalización bursátil con fuerza. En el caso que nos ocupa, la canadiense Talisman -que ha reconocido contactos con la española-, ha pasado de valer 11.000 millones de dólares canadienses -verano de 2014- a sólo 5.000 millones. Y, como siga cayendo el crudo…

Sin embargo, la compañía norteamericana -del norte de América- no se lo está poniendo fácil al presidente de Repsol, Antonio Brufau (en la imagen). Cuando es buen momento para unos, no lo es para los otros. Y es que los canadienses no quieren malvender y prefieren esperar a que remonte el precio del crudo.

En ese tira y afloja de las negociaciones hay otro factor. Los activos de Talisman en el Mar del Norte, que ya en verano mostraron síntomas de debilidad al no cubrir la producción estimada. Sin duda, un varapalo importante.

Así y todo, Repsol ha vuelto a la carga. Los planes de la compañía incluyen inversiones de entre 10.000 y 15.000 millones de dólares, sólo en 2015. Y sin  riesgo de endeudamiento excesivo. Es más, actualmente, el ratio de endeudamiento de Repsol es de 0,9 veces su Ebitda. Si comprara Talisman, pasaría a ser de 2 veces el Ebitda, un nivel más que aceptable, sobre todo si sirve para cumplir el objetivo de aumentar la producción anual en 300.000 barriles, esto es, pasar de 400.000 a 700.000.

Pero hay vida más allá de Talisman. Repsol tiene en cartera otras compañías y otros activos. Eso sí, siempre dentro del área OCDE, con seguridad jurídica. Experiencias como la de YPF en Argentina, una y no más. Y, en cualquier caso, siempre serán adquisiciones amistosas, aunque lleven más tiempo. Pero no se relajen, que la cosa va rápido.

Pablo Ferrer

[email protected]