• La Casa Rosada estigmatiza a 2 jueces del Ciadi asegurando que no son imparciales.
  • Cristina Fernández de Kirchner sabe que el conflicto no se solucionará en un juzgado argentino, sino en el Ciadi.
  • El problema de este organismo es su desesperante lentitud.
  • Mientras tanto, Repsol ha logrado su primera victoria judicial: el Tribunal Supremo del Estado de Nueva York ha desestimado una demanda contra la petrolera española.

El conflicto generado por la expropiación ilegal de YPF por parte del Gobierno argentino no se va a solucionar en un juzgado argentino, sino en el Ciadi, el organismo encargado de resolución de controversias del Banco Mundial.

La presidenta argentina, Cristina Fernández de Kirchner (en la imagen) lo sabe y por eso ha iniciado una ofensiva para desacreditar a los jueces del organismo encargados del caso.

Según publica El Economista este miércoles, la Casa Rosada ha impugnado a Francisco Orrego Vicuña, propuesto por la petrolera española, y a Claus von Wobese, designado por el propio Banco Mundial.

A pesar de estos movimientos del Gobierno argentino, el presidente de Repsol puede estar tranquilo, ya que nunca han prosperado las impugnaciones interpuestas por Argentina en casos similares que, por desgracia, son muchas.

Más preocupado debe estar Antonio Brufau con el verdadero problema del Ciadi: su desesperante lentitud.

Mientras tanto, puede apuntarse el primer triunfo judicial, conocido este miércoles. El Tribunal Supremo del Estado de Nueva York ha desestimado íntegramente una demanda presentada por el Grupo Bridas contra Repsol, que denunciaba a la petrolera española por tratar de bloquear su entrada como inversor en el proyecto de YPF de Vaca Muerta.

Según el auto de la jueza Kornreich, de la corte de Nueva York, difundido por Europa Press, las pretensiones de Bridas son "muy vagas, resultan ambiguas y mezclan muchas cuestiones legales".

Miriam Prat

[email protected]