• Los números, mejor de lo esperado gracias a Libia, que aporta casi un 10% del Ebitda.
  • Así, el resultado de explotación ha subido un 8,7% en el primer trimestre del año.
  • Y se confirma que el expolio argentino no ha afectado negativamente a las cuentas.
  • Satisfacción en el mercado: la acción sube más de un 7%.

La petrolera presidida por Antonio Brufau (en la imagen), sigue buscando el sustituto de la expropiada YPF. Descartada una fusión con Gas Natural Fenosa por la negativa de La Caixa, el presidente de la compañía no cesa en su búsqueda empresarial.

Pero vamos con los números, que han sido mejores de lo esperado, en parte por la casi recuperación de la producción en Libia. De hecho, en circunstancias normales, esta región aporta el 10% del Ebitda de la compañía, esto es, unos 600 millones de euros. A esto hay que unir, aunque no en la misma proporción, la mayor producción en EE.UU, concretamente en el Golfo de México.

Más datos: el resultado de explotación creció un 8,7%, hasta los 1.926 millones de euros y el beneficio bruto -antes de impuestos- alcanzó los 1.097 millones de euros, es decir, un 8,4% más que en el primer trimestre de 2011.

Por su parte, y siempre según los datos publicados por la compañía, el resultado neto de YPF descendió un 22,8% hasta marzo, lo que confirma que la expropiación del Gobierno argentino no ha afectado a los resultados de la petrolera. De hecho, el resultado neto sin YPF ha crecido un 12,4%, hasta los 643 millones de euros, mientras que, incluyendo a la filial, el resultado neto ha crecido pero sólo un 3,5%, hasta los 792 millones de euros.

En una jornada en la que el IBEX se recupera de las últimas bajadas y sube algo más de un 3%, el mercado ha acogido con satisfacción estos datos. De esta manera, la acción de Repsol se revaloriza más de un 7,5%.

Pablo Ferrer

[email protected]