El número tres de la petrolera afirma que se puede perder una oportunidad única

El reciente hallazgo de shale gas en Álava ha despertado el interés por esta fuente de energía. El shale gas o gas de roca, está presente en las rocas -pizarra, por ejemplo-. Hasta el momento, su extracción resultaba muy cara, pero los últimos avances tecnológicos permiten extraer el gas de una forma más económica. De hecho, durante la jornada sobre la energía en Europa, organizada por el Club Español de la Energía, celebrada este martes, los expertos han señalado que será la principal fuente energética de EEUU en el año 2020.

Resulta que en Álava, según las primeras estimaciones, podría haber suficiente gas como para satisfacer las necesidades de todo el país durante cinco años.

Durante su intervención, el director general de Estrategia y Control de Repsol, Pedro Fernández Frial, ha criticado la decisión del Gobierno de Cantabria de prohibir el fracking, esto es, la técnica mediante la que se extrae el shale gas. Dicha técnica, según sus detractores, implica dañar el medioambiente, tanto por al destrucción de la roca como por las sustancias que se utilizan para ello.

Sin embargo, para el número tres de la petrolera, sería muy negativo que el ejemplo de Cantabria cundiera en otras comunidades autónomas y privara a nuestro país de esta gran fuente de energía.

Pablo Ferrer
[email protected]