Desde el comienzo de la crisis, la FED ha inyectado 2,5 millones de euros y el BCE otros 0,5 billones

La crisis se ha convertido en un perro insaciable que cuanto más se le da de comer, más quiere. Europa ha ayudado a sus bancos para que estos superaran el mal momento en lugar de dejarlos quebrar, como ocurrió con Lehman. Las entidades sobrevivieron y la crisis financiera dio paso a la de la deuda soberana, que también afecta a los bancos.

Las inyecciones de dinero han servido para diferir el hundimiento, para tapar los agujeros. Pero tarde o temprano el casco del barco se resquebraja y es imposible lañarlo. Hasta el momento, Reino Unido encabeza la lista de países que más ayudas han dedicado a sus bancos. Royal Bank of Scotland necesitó él solito 52.600 millones de euros, casi la mitad de los 108.600 millones de euros que el Reino Unido dedicó a ayudar a todos sus bancos. Por debajo en el listado se encuentra Alemania, con 106.700 millones de euros. España ha dedicado 10.000 millones de euros del famoso FROB, que la vicepresidenta Salgado estima llegarán a los 11.000 millones. Si bien es cierto que hay ayudas y ayudas, en total, la UE ha dedicado 1,35 billones de euros a rescatar a sus bancos.

Por su parte, el BCE ha dado liquidez a los bancos empleando 0,5 billones de euros, solo una quinta parte de los 2,5 billones que la FED ha destinado para este fin, según cuenta Público este lunes. Sin embargo, la crisis sigue adelante y cada día se descubre un agujero más y más grande.

Mariano Tomás

[email protected]