O nos hemos vuelto todos idiotas o sufrimos de enajenación transitoria. O ambas cosas a la vez. Hipercor lanza unas ropas para bebés en las que puede leerse "inteligente como papá" (niños) y "guapa como mamá" (niñas).

¡Ahí fue Troya! Carmen Plaza, directora general del Instituto de la Mujer, afirma que "es sexista atribuir cualidades intelectuales a los hombres y de belleza a la mujer, porque fomenta que se perpetúen estereotipos que son la base de la discriminación". No creo que a doña Carmen le guste que le llamen fea ni sé porque la hermosura debe ser sinónimo de necedad.

Igual da. Como diría el inolvidable Tip "regardez la gilipolluá". Hipercor retiró la campaña -mal hecho- para no ofender la tontuna feminista. No sé si quedaría muy bien lo de "inteligente como mamá, bonito como papá".

Pero el Gobierno popular hace tiempo que no se separa de lo políticamente correcto. Eso sí, todavía no ha creado el Instituto del varón". Resultaría sexista, aunque empiezo a creer que necesario. Para decir necedades de tipo opuesto.

Sobre lo ocurrido con Hipercor sólo queda la esperanza de que las mujeres son las primeras en mofarse de este tipo de 'gilipolluás'

Hispanidad

[email protected]