El PP prioriza la reducción del déficit público a la reforma de las pensiones

 

Desde la CEOE se ve muy cerca el acuerdo entre Gobierno y sindicatos. PP, CiU y los partidos minoritarios de izquierda contra la jubilación a los 67 años.

Apenas faltan tres días para que el Consejo de Ministros apruebe la Reforma de las Pensiones y todavía se trata de llegar a un consenso entre agentes sociales y Gobierno y entre los partidos políticos. Eso sí, durante una entrevista televisiva, el lunes por la noche, el presidente del Gobierno aseguró que la edad de 67 años, aún con margen según años de cotización, no se discute.

Desde la patronal se lanzan mensajes positivos, ya que, como manifiesta el vicepresidente primero, Arturo Fernández, está muy cerca un acuerdo entre Gobierno y sindicatos en materia de pensiones. Desde la CEOE se vería con buenos ojos los 39 años de cotización y consideran que los sindicatos son los que tienen que ceder. Desde UGT o CCOO no se ha sabido nada.

También desde el Gobierno se espera llegar a un acuerdo con los agentes sociales antes de la fecha límite del 28E, ya que, como ha confesado este martes el ministro de Fomento, sería muy positivo para la credibilidad, solvencia y confianza del país. Sin embargo, el acuerdo del Gobierno con el principal partido de la oposición es más complicado ya que, según el mismo, está instalado en la demagogia más absoluta.

Lo que sí parece claro es que el apoyo de la oposición, en la que también se incluye CiU y los partidos minoritarios de izquierda, no va a ser fácil. Especialmente cuando han anunciado que rechazan el aumento de 65 a 67 años la edad mínima de jubilación y que así votarán este martes en el Pleno del Congreso que debatirá sobre el informe de recomendaciones de la Comisión del Pacto de Toledo.

Y es que además de ese rechazo, para el Partido Popular, la prioridad no estaría en la reforma de las pensiones, sino en la reducción del déficit público, ya que considera que ése es el mayor problema que arrastra España.

La cuenta atrás está en marcha y habrá que estar a la espera para saber si la reforma sale adelante, si los sindicatos se acaban plegando a las exigencias del Gobierno y qué sucede tras el 28E.

Juan María Piñero

[email protected]