• Ahora, para el acuerdo definitivo, tal vez el 50% pase al banco malo SAREB.
  • Bankia todavía posee el 27%, y encima es el principal acreedor.
  • El 30% pertenece a FCC.
  • Respecto al negocio, nada ha cambiado: el alquiler bien, la promoción fatal.

La deuda total de la compañía asciende a 2.327,7 millones de euros. De esos, la mayor parte vence en 2017, es decir, no supone una amenaza para la empresa. Pero hay 850 millones de euros de un crédito sindicado de promoción y suelo que vencía el pasado 31 de diciembre y que ahora tiene un nuevo plazo: finales de marzo de 2013.

Pues bien, el grupo inmobiliario dirigido por Ignacio Bayón (en la imagen) ha llegado a un principio de acuerdo para refinanciar esos 850 millones de euros, de los que unos 400 millones pasarían a la SAREB, según han informado a Hispanidad fuentes financieras.

Dentro del accionariado de Realia, FCC sigue siendo el principal con un 30%, y Bankia el segundo con un 27% de los títulos. Se da la circunstancia de que de la entidad presidida por José Ignacio Goirigolzarri es el principal acreedor. Por eso tiene tanto interés en que la operación llegue a buen puerto.

En cuanto al negocio, qué quieren que les diga. Todo sigue igual, esto es, el alquiler marcha bien, pero la promoción muy mal. En cualquier caso, y tras este principio de acuerdo, Realia es uno de los pocos grupos inmobiliarios que está sorteando la crisis de manera más o menos desahogada.

Pablo Ferrer

[email protected]