Descinede un 0,2%, mientras el 67% de los consumidores cambian sus hábitos en bares y restaurantes por la crisis

2014 no ha empezado con buen pie para el comercio minorista y aún es pronto para hablar de recuperación porque continúa en negativo. Sus ventas cayeron al 0,2% durante enero, respecto al mismo mes del año anterior, según los Índices de Comercio al por Menor (ICM), que ha publicado este jueves el Instituto Nacional de Estadística (INE).

De esta manera se encadenan dos meses consecutivos de retrocesos interanuales, pues la facturación del comercio al por menor en diciembre fue del -0,1% y en enero bajó una décima más. Esto demuestra que la demanda interna y el consumo en nuestro país aún tienen un largo camino por recorrer para poder hablar de recuperación económica. Si se eliminan los efectos estacionales y de calendario, las ventas del comercio minorista subieron en el primer mes del año un 0,5%, frente a la bajada del 1% que presentaron en diciembre.

En cuanto a la variación mensual, la facturación fue del 2,4%, eliminados los efectos estacionales y de calendario, 6,2 puntos por encima de la tasa de diciembre (-3,8%). Todos los modos de distribución aumentaron sus ventas en enero, respecto a diciembre, especialmente las grandes cadenas (2,4%).

La facturación del comercio minorista creció en ocho comunidades autónomas, siendo Canarias (3,4%) y Baleares (2%), las regiones con mayores subidas, que curiosamente viven en gran parte del turismo extranjero. En el lado contrario, Aragón (-3,8%) y Madrid (-3,6%) mostraron los mayores descensos.

Respecto a la ocupación tampoco se puede hablar de recuperación, pues sigue en negativo, aunque algo mejor que en el mes de diciembre. En enero de este año cayó al  -0,1%, respecto al mismo mes del 2013, aunque fue tres décimas superior a diciembre. Canarias (2,2%), Baleares (1,5%) y La Rioja (0,9%) fueron las únicas regiones donde el empleo no bajó, además de en Ceuta y Melilla.  

Además el 67% de los consumidores ha modificado sus hábitos de consumo en bares y restaurantes por la crisis, pues el gasto medio es de 15 euros a la semana en consumición de copas, casi la mitad que antes de la misma. Conclusión extraída de un informe realizado por la central de restauración MasKcopas a nivel nacional.

Cristina Martín

[email protected]