• En la Europa de los 27, restricciones; y en Japón, políticas expansivas.
  • El PIB de la eurozona cayó un 0,6% en el último trimestre de 2012.
  • En el conjunto del año, la actividad económica se contrajo un 0,5%, frente al crecimiento (1,5%) de 2011.
  • Igual comportamiento ha tenido Japón: su PIB se contrajo un 0,4% en el cuarto trimestre de 2012.
  • El nuevo Gobierno nipón ha anunciado un presupuesto extraordinario de más de 100.000 millones de euros para estimular la economía, aún a costa de aumentar peligrosamente la deuda pública del país.

El PIB de la zona euro cayó en el último trimestre de 2012 un 0,6% respecto al trimestre anterior, según la primera estimación del dato avanzada por la oficina comunitaria de estadística, Eurostat. Y de esa forma, ya lleva tres trimestres consecutivos cayendo; vamos, que está en recesión. En el conjunto de 2012 la actividad económica de la zona euro registró una contracción de un 0,5%, frente a la expansión del 1,5% en el ejercicio 2011. Y en términos interanuales, el PIB de la eurozona retrocedió un 0,9%, acelerando la caída del 0,6% de los tres meses anteriores, del 0,5% en el segundo trimestre y del 0,1% del primer trimestre.

Mientras que en el conjunto de la UE, el PIB del cuarto trimestre retrocedió un 0,5% respecto a los tres meses anteriores, cuando había crecido un 0,1%, mientras que bajó un 0,6% en términos interanuales. En el conjunto de 2012, la actividad económica de los Veintisiete registró una contracción del 0,3%.

Con estos datos, las bolsas europeas experimentaban descensos a media sesión. El Ibex-35, por ejemplo, se dejaba un 1,48% mientras que el Eurostoxx, un 0,85%.

Al dato europeo cabe sumar el japonés, porque el Producto Interior Bruto (PIB) de Japón se contrajo un 0,4% entre octubre y diciembre de 2012 con respecto al mismo periodo del año anterior. Respecto al trimestre precedente, de julio a septiembre, el PIB japonés registró un descenso del 0,1%. Este dato supone su tercer trimestre consecutivo de retroceso y confirma que el país se encuentra en recesión técnica. En todo el 2012 se incrementó un 1,9% interanual, según anunció hoy la Oficina del Gabinete.

Pero el nuevo Gobierno de Shinzo Abe
prepara reformas para sacar a la tercera economía del mundo de la recesión. El ministro de Estado de política fiscal Akira Amari explicó que "aunque la economía se mantendrá débil de momento, se espera que se recupere gradualmente a través de la políticas de flexibilización del BOJ y de los efectos de las medidas económicas de emergencia".

Entre esas medidas mencionadas por Amari destaca el presupuesto extraordinario propuesto para el presente ejercicio por valor de 13,1 billones de yenes (104.630 millones de euros) y que se prevé que el Parlamento apruebe próximamente. Así, Abe y sus ministros confían en que esta descomunal partida suponga un importante estímulo para el país, aún a riesgo de acrecentar la enorme deuda pública de Japón, la mayor del mundo industrializado.

Pero Japón ha decidido aplicar políticas expansivas, no como Europa, bajo mandato de Merkel, que ha decidido recortar el presupuesto.

Andrés Velázquez

[email protected]