Los calores veraniegos parecen afectar a los miembros del TC

 

Durante el fin de semana, el presidente del Tribunal Constitucional asegura ahora que es posible ilegalizar Bildu. El ministro de Justicia quiere mostrarse duro ante los crecidos proetarras: a buenas horas mangas verdes.

Ahora es el momento para que cualquiera que tenga algo pendiente con el Tribunal Constitucional lo trate de arreglar. Como el resto de España, parece que ha entrado en rebajas de verano y todo está de saldo.

Tras una decisión bastante criticable en la que se permitió a Bildu presentarse a las elecciones del 22-M y viendo las orejas al lobo después de las decisiones tomadas nada más llegar al poder, este fin de semana, el presidente del Tribunal Constitucional ha afirmado en unas jornadas de Derecho que se están realizando en Melilla, que la ilegalización de Bildu todavía es posible porque así lo permiten las modificaciones de la Ley de Partidos y de la Ley de Régimen Electoral de 2010. Es decir, que después de que haya tenido acceso a mover los casi 900 millones de euros de presupuesto de la Diputación de Guipúzcoa, más lo que pueda cobrar por los concejales conseguidos en todo el País Vasco y Navarra, ahora se afirma que se puede ilegalizar, por hacer lo contrario de lo que se ha dicho. Lo curioso es que eso es lo que decía todo el mundo que iba a suceder.

Pero luego, descubrimos que el Tribunal Constitucional ha admitido el recurso de Sortu contra su ilegalización y ha pedido al Tribunal Supremo que envíe las actuaciones que concluyeron con la prohibición de Sortu. Parece ser que quiere repetir el mismo proceso: lo aprobará para luego volver a ilegalizarlo. Eso es un circo.

Pero eso sí, ante la situación actual y viéndole las orejas al lobo, ahora todos se prestan a ponerse serios y a avisar de que serán firmes ante cualquier anomalía dentro de Bildu. Este lunes el ministro de Justicia ha presumido de la firmeza del Gobierno ante ETA y ha avisado a Bildu que o cumple la ley o habrá reacciones, pues tanto la Fiscalía como el Gobierno "están atentos y vigilantes". Lo curioso es que justifique la presencia de Bildu con el hecho de que los ciudadanos respaldaron a ese partido "con votos". Eso mismo podría decir Hitler con su llegada al poder en Alemania, o partidos como Plataforma por Catalunya, un partido que otros políticos de su partido ha criticado por su presunta xenofobia. ¿A este no le han respaldado los ciudadanos con sus votos?

Juan María Piñero

[email protected]