España fue el tercer país con mayor déficit público de la UE, detrás de Irlanda (13,1%) y Grecia (9,1%)

Confirmado: el déficit en 2011 fue del 8,5% y no del 6% como pronosticó el Gobierno anterior. De esta manera, Eurostat -la oficina de estadística comunitaria- ha dado la razón a Mariano Rajoy y ha disipado las dudas sobre la veracidad del dato.

Aunque el desvío es sustancioso respecto a las previsiones, el déficit en 2011 fue inferior al alcanzado en 2010 (9,3%) y 2009 (11,2%). Por su parte, la deuda llegó al 68,5%, por encima del 60% del PIB que establece la Comisión Europea. Pero este dato no es muy significativo, ya que otros trece países comunitarios incumplen esta norma.

Volviendo al déficit público, el 8,5% del PIB se cifra en 91.344 millones de euros, es decir, el año pasado gastamos de más esa cantidad y, lo que es más preocupante, tendremos que financiar con más deuda.

Andrés Velázquez

[email protected]