• El presidente del Gobierno reconoce que "no depende todo de nosotros, seguimos sometidos a las turbulencias que agitan el euro".
  • Destaca que ha evitado el rescate y ha conseguido superar dos crisis: financiera y de deuda.
  • "En el 2014 España crecerá con claridad y empezaremos a crear empleo", ha asegurado.
  • Anuncia la reforma de las pensiones, la reforma energética y nuevas medidas para controlar el déficit público.
  • Llama a "todos los partidos y a todos los españoles" para que denuncien la campaña de los escraches de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca.
  • Sobre la corrupción: "España es un país limpio, que lo está pasando mal; sembrar la idea de que es un país corrupto es injusto".
  • Oda a la política: "Yo creo en la política. Creo que es una actividad noble y digna, y soy muy consciente de lo que digo; es propia de las sociedades civilizadas, más allá de las ideologías".
El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy (en la imagen), ha hablado este miércoles ante la Junta Directiva Nacional del PP. Como no se prodiga mucho en público, ni tampoco en entrevistas, hay que estar atentos a sus palabras cada vez que lo hace.

Vamos con la economía. Rajoy ha destacado que su gestión ha "evitado" el rescate, y se han conseguido "superar" dos crisis y "aguantar la situación". "España superó una crisis financiera en abril y una crisis de deuda soberana en junio, lo hemos superado y hemos sido capaces de aguantar la situación a pesar de los avatares que se produjeron en Europa. La situación sigue siendo difícil, pero ya menos que en aquellos momentos", ha declarado Rajoy. Claro que si por crisis financiera se refiere a la del sistema financiero... pues mire usted, señor presidente, la hemos superado -de momento- con rescate europeo incluido.

En cualquier caso, ha reconocido que "no depende todo de nosotros, seguimos sometidos a las turbulencias que agitan el euro". Lo cual no es algo precisamente tranquilizador... Además, muestran que el presidente se ha vuelto todavía más europísta. Otro ejemplo: ha asegurado que Europa es la única zona en crisis. El resto del mundo está creciendo. Cuando un presidente pone como excusa del mal momento económico el hecho de que es una crisis de toda Europa... mal vamos.

A partir de ahí, optimismo: "En el 2014 España crecerá con claridad y empezaremos a crear empleo". Aunque ha admitido que los efectos de sus reformas aún no las perciben los ciudadanos, ya hay "algunos datos positivos" en la economía española. Ha advertido de que el año en curso "será duro". Pero luego, ha recalcado que "los españoles notarán resultados tangibles de los esfuerzos que han hecho". Y su principal objetivo y obsesión sigue siendo la creación de empleo: "Es el objetivo, el más importante, no conviene olvidarlo ni distraerse".

También ha adelantado reformas que llevará a cabo su Ejecutivo en los próximos meses, como la creación de una autoridad fiscal independiente, la presentación del informe de la reforma de las Administraciones Públicas, un acuerdo sobre la sostenibilidad de las pensiones, la reforma energética y la aprobación de la Ley de Emprendedores, entre otras.

Acerca de la corrupción, el presidente del PP ha defendido a su partido y ha asegurado que el PP ha colaborado con la justicia cada vez que se le ha pedido. "No es verdad que en España haya un estado generalizado de corrupción. Las excepciones no son representativas más que de sí mismas". "España es un país limpio, que lo está pasando mal". "Sembrar la idea de que es un país corrupto es injusto".

El presidente también ha hecho un llamamiento a "todos los partidos y todos los españoles" para que denuncien la campaña de los escraches de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca, actos a los que ha calificado de "intimidación". "Entiendo el malestar y lo que supone que uno tenga que abandonar su vivienda. Pero esto no es nuevo". "Lo que es nuevo y supone una auténtica novedad es que haya un Gobierno que se haya propuesto limitar sus efectos". "Muchos compañeros de nuestro partido están siendo objeto de acoso", ha asegurado, para precisar que se trata de "intimidación y acoso verbal". "Nadie merece ser acosado, denigrado, amenazado ni intimidado. Mucho menos si el motivo es haber sido elegido por la mayoría de los ciudadanos", ha destacado. "La mayoría no puede ser coaccionada por una minoría".

Ya en clave interna, Rajoy ha señalado que "para la labor de un gobierno es fundamental, capital, la existencia de un partido político. Llevo muchos años haciendo política. Es necesario que el partido funcione bien, sea capaz de defender las decisiones". "El PP es un gran partido, su reto es atender a los intereses generales del país". "Nadie puede presentarse a un cargo público y pretender que todo lo que se diga de él es bueno". "Más pronto que más tarde se verán los resultados. Pero para eso hay que perseverar, no distraerse. Para gobernar hay que tener personalidad". "Nadie puede pretender estar en un gobierno y no ser objeto de críticas y malediciencias".

Y ha lanzado una oda a la noble ocupación de la política: "Yo creo en la política. Creo que es una actividad noble y digna, y soy muy consciente de lo que digo. Es propia de las sociedades civilizadas, más allá de las ideologías".

Andrés Velázquez
[email protected]