• Alega que ha sido capaz de ganar las elecciones sin el apoyo de RTVE.
  • Así, el presidente de Estudio de Comunicación pierde el contrato de su vida.
  • La vicepresidenta Sáenz de Santamaría habló con expertos en imagen corporativa para analizar las necesidades del Ejecutivo en este terreno.
  • Lo cierto es que las medidas aprobadas han dañado la percepción que los ciudadanos tienen del Gobierno.
  • El último barómetro del CIS muestra el descontento hacia la clase política y el pesimismo ante la situación económica.

 

 

Vayamos por partes. Lalo Azcona es un conocido empresario que inició su carrera profesional ejerciendo de periodista. Alguno recordará verle presentar el Telediario del mediodía en TVE, allá por los años setenta. El caso es que en 1983 fundó la multinacional de comunicación empresarial, Estudio de Comunicación, desde la que asesora a compañías e instituciones en temas de imagen corporativa. Todo, por supuesto, previo pago de su importe.



Por otra parte, el Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), dirigido por Fernando Casado, es una institución creada a principios de 2011 y que está formada por presidentes de grandes empresas. Están allí, por ejemplo, Emilio Botín (Santander), Francisco González (BBVA), Isidro Fainé (Caixabank), Florentino Pérez (ACS), César Alierta (Telefónica)… así hasta unos 18 miembros.



Pues bien, este grupo de empresarios aconsejó al presidente Rajoy para que encomendara la imagen de su Gobierno al experto Azcona, en previsión del impacto que las medidas adoptadas iban a tener en la percepción del Ejecutivo en la opinión pública. A pesar de la insistencia, Rajoy no ha dado su brazo a torcer.



Primero, porque le importa bien poco eso de la imagen corporativa, y segundo porque afirma que no le hace falta el consejo de ningún gurú de la comunicación. Y se pone como ejemplo: él mismo ha sido capaz de ganar las elecciones generales sin el apoyo de RTVE. De esta manera, Azcona pierde el contrato de su vida.



Sin embargo, las medidas adoptadas por el Gobierno sí que están haciendo mella en la imagen del Ejecutivo que está haciendo un esfuerzo ímprobo para explicar cada una de ellas. Discutible es que lo esté logrando. En cualquier caso, hoy miércoles, solo un día después de la presentación / explicación de los PGE, la secretaria de Estado de Presupuestos y Gastos, Marta Fernández, ha defendido nuevamente las cuentas y ha afirmado que los presupuestos "no pueden subsidiarlo todo".



El mismo Rajoy se ha lanzado a dar explicaciones durante el Comité Ejecutivo del PP andaluz, y no ha ahorrado en calificativos a la hora de valorar los PGE: son "duros, desagradables, incómodos, que no gustan a nadie".



Así las cosas, el último barómetro del CIS nos muestra que el desempleo sigue siendo la primera preocupación de los españoles, seguida de los problemas económicos en general y de la clase política y los partidos.

Pablo Ferrer

[email protected]