• Primero asegura que es un momento histórico la entrada en el santa-santorum de la ONU.
  • Pero cuando se trata de enfrentarse al genocidio de cristianos asegura que no es miembro permanente.
  • Bueno y que su Gobierno siempre ha defendido los derechos humanos.
  • A pesar de las encuestas, no cambiará de política.
  • Y será el candidato del PP a las próximas elecciones. Y eso que aún tiene que decidirlo el partido.
  • El presidente no cita a Podemos pero se manifiesta como un abanderado del duopolio político. A saber: Pin y Pon.

Engallado y casi enchulado. Así compareció en la mañana del viernes Mariano Rajoy ante la prensa para hacer balance de 2014. Resumen: todo va bien. Es más, todo va cada día mejor.

Actitud arrogante, no parece Rajoy, ante los periodistas. Ejemplo, en su exposición habla del momento histórico de la entrada de España en el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Pero cuando Hispanidad le pregunta por qué el Gobierno de España guarda silencio sobre la masacre de cristianos a manos del Califato Islámico, lo más grave que ahora mismo sucede en el mundo, Rajoy se altera. Vuelve sobre sus pasos y asegura que España no está en el Consejo de Seguridad de la ONU. Muy cierto, es sólo miembro provisional, por dos años, a partir del 1 de enero. Cualquier otro líder político con sensibilidad no haría caso ni de condiciones ni de calendarios. Además, ¿no era un momento histórico la entrada Y como áspero colofón, asegura que el Gobierno español siempre defiende la democracia, los derechos humanos y la libertad. Al parecer, lo defiende todo menos el derecho de los cristianos a ser cristianos sin ser asesinados, violados y robados.

Rajoy está rabioso. Las encuestas no responden y Podemos no se cae del caballo. El pensaba que la mejora económica le volvería a traer el voto cabreado con el PP, pero resulta que no. Resulta que ahora algunos de los votantes del PP ya no buscan a UPyD ni al PSOE: buscan a Podemos.

Segunda pregunta: si todo va bien, ¿por qué nadie quiere votar al PP

Pero Rajoy se engalla aún más: será el aspirante del PP para las próximas generales. Fíjense qué cosas: si esa decisión es del partido, no suya.

Más. La Constitución se queda como está. ¿Qué le ha contestado a Susana Díaz -pregunta otro plumífero- cuando le habló de modificar la Constitución "Que me traiga la reforma". Para chulito, yo.

¿Y Cataluña Les estamos ayudando desde aquí -es cierto-. Y a todas las comunidades autónomas (es cierto). A partir de ahora, sólo emitirá deuda el Gobierno central. Hasta ahora se nos había contado lo mismo sólo que de otra manera: cualquier comunidad puede emitir y el Estado es el garante final de la deuda de todas las comunidades autónomas. Lo cogen, ¿verdad

NO le gusta nada Iberoamérica al señor Rajoy. Lo que le gusta es Europa. Según él, España ha conseguido una doble comisaría muy importante. Si él lo dice: es la cartera de Energía y Miguel Arias Cañete está sometido a una Vicepresidencia.

Lucha contra la corrupción: nadie ha hecho tanto como el PP, pero Rajoy sigue pendiente del caso Bárcenas que le podría imputar a él.

Alaba a SM Juan Carlos I y a SM Felipe VI. Ambos lo hacen muy bien. Entonces, ¿por qué abdicó el primero

Y a Podemos ni le nombra. Rajoy es un personaje apasionado por la estabilidad política. El presidente no cita a Podemos pero se manifiesta como un abanderado del duopolio político. A saber: Pin y Pon. Incluso pone el ejemplo de los "grandes países" como Estados Unidos -republicanos y demócratas- y pasa de puntillas por el caso alemán, que con su gobierno de coalición no sería Pin y Pon sin el Pinpón. O sea del duopolio al monopolio.

Pero le guste o no, Mariano Rajoy entra en campaña electoral y, al parecer, el electorado no está por la labor de reconocer sus éxitos económicos, dado que le han retirado su apoyo. Se consuela Rajoy pensando que, en doce meses, se va a desinflar el efecto Podemos y se va a desinflar la marea nacionalista. ¿Seguro

Lo que está claro es que no parece dispuesto a cambiar.

Eulogio López

[email protected]