El IV Reich, como nueva tiranía, en este caso financiero, ha decidido arrastrarse por el tópico, que es lo que hacen todas las tiranías.

Elocuente, muy elocuente, su nueva muletilla: comprar deuda por parte del Banco Central Europeo (BCE) "crea adicción". No es un comentario: es una orden dictada al presidente del BCE, Mario Draghi, para que ni se le ocurra comprar deuda pública italiana y española… que es justamente lo que tenía que hacer.

Para mí que lo que crea adicción es financiarse gratis, o al 1%, mientras a tu socio, dependiente de la misma máquina de hacer dinero, a la que has cedido toda tu soberanía monetaria, esa misma deuda le asfixia con unos intereses que se aproximan al 7%.

Los alemanes se están cargando la Unión Europea y, en particular, Eurolandia. Lo que debería hacer Rajoy, en lugar de negociar rescates que no parezcan rescates, y en lugar de fastidiar a los españoles, es salirse del euro y recuperar la peseta, o la nueva peseta. Una medida dura ciertamente, pero que, al menos, permitiría vislumbrar una cierta esperanza para un país que se hunde en la desesperanza.

Eulogio López

[email protected]

 

.