Román Orozco, en la SER, ha dado en el clavo: el Gobierno "ya nos ha dado el aperitivo de por dónde va a ir, que es cortando la subida salarial a los que menos tienen". El despiste del Gobierno Rajoy es consecuencia del empecinamiento de don Mariano de no advertir a sus ministros económicos que iban a serlo hasta días, incluso horas, antes de hacer público el nombramiento. Naturalmente, ninguno de ellos había preparado sus planes y las medidas económicas, en situación de emergencia, se retrasan.Además, el señor Zapatero dejó los presupuestos 2012 sin elaborar así que el señor Rajoy ha optado por las prórrogas.

De hecho, lo único que no se retrasa es la política de rentas: los salarios bajos han visto como se congela el SMI, en la vergonzosa cifra de 641 euros brutos por mes. También se congela el salario de los funcionarios al tiempo que se suprimen todo tipo de oposiciones y sólo habrá reposición -en un porcentaje magro del 10%- en sanidad y fuerzas de seguridad.

La congelación del SMI es una barbaridad, el resto de noticias pueden ser discutibles. Ahora bien, el Ejecutivo Rajoy se despeña por el mismo contrasentido: de la crisis no sólo se sale con ajustes sino con expansión. De hecho, los ajustes no son sino el paso previo para conseguir la expansión económica. Sólo eso. ¿Y cómo va a crecer la economía si los españoles cobran cada vez menos?

Mucho ajuste y poca expansión: mal empiezas, Mariano. Parece que lo único que te preocupa es la economía española y no las economías de los españoles.

Eulogio López

[email protected]