• Tras el visto bueno del Tribunal Constitucional alemán al MEDE, la prima de riesgo española ha caído por debajo de los 400 puntos básicos.
  • Justo lo que busca el presidente: que baje la prima de riesgo para que nos podamos financiar sin necesidad de rescate.
  • Pero esto es una trampa: la prima de riesgo ha bajado porque el mercado da por hecho que España pedirá el temido rescate. Si Rajoy no lo hace, la prima se volverá a disparar.
  • Y Rubalcaba avisa de las consecuencias: el Gobierno tendrá que tocar las pensiones.
  • Mientras tanto, Guindos avisa: será "imposible" mantener las prestaciones sociales si no cambia la situación en los próximos trimestres.

Está claro, Mariano Rajoy (en la imagen) está echando un pulso al rescate. Pulso que consiste en esperar a que la prima de riesgo baje lo suficiente como para permitir que nos financiemos sin problemas. Precisamente este miércoles, tras la aprobación del Tribunal Constitucional a la participación de Alemania en el Mecanismo Europeo de Estabilidad (MEDE) -eso sí, con condiciones-, la prima de riesgo ha caído por debajo de los 400 puntos básicos. No lo hacía desde el pasado mes de abril.

Pero ojo, porque esta estrategia del presidente Rajoy es una trampa. Y lo es porque nuestra prima de riesgo ha bajado, sobre todo, porque el mercado da por hecho que España pedirá el rescate. Si Rajoy no lo hace, los intereses que pagamos para financiarnos volverán a niveles insostenibles, y pedir el rescate será la única salida. Bueno, la única no, aunque la otra salida es muy poco probable que suceda, aunque visto lo visto sería la mejor: la salida de España del euro.

Pero volvamos a lo que sucederá con total seguridad, y lo que ha denunciado el líder del PSOE, Alfredo Pérez Rubalcaba. Esto es, que España pedirá el temido rescate y que una de las condiciones del mismo será rebajar las pensiones. Y Rubalcaba tiene razón. Claro que es muy cómodo estar en la oposición.

Y mientras tanto, el ministro de Economía, Luis de Guindos, ha lanzado un mensaje de alerta: será "imposible" mantener las prestaciones sociales tal y como las conocemos si la situación económica no mejora en los próximos trimestres. Avisados estamos.

Pablo Ferrer

[email protected]