• La compradora es la empresa belga Fluxis.
  • Antes de la crisis, el interés por el gaseoducto era patente, pero ahora, con una menor demanda de gas, las compañías no lo están tanto.
  • Sin duda, es una inversión estratégica: se trata de uno de los gaseoductos clave para el abastecimiento de Europa.
  • Iberdrola prevé vender activos no estratégicos por valor de 2.000 millones de euros hasta 2014.
  • En 2012 sus desinversiones suman unos 500 millones de euros.

Medgaz es el gaseoducto submarino de gas natural que va directamente desde Argelia hasta España, sin pasar por Marruecos. El accionista de referencia es el propio Gobierno argelino, que tiene el 36%  a través de la empresa Sonatrach. Después están el Gobierno de Abu Dabi (20%) a través de Cepsa. Hasta ahora, Iberdrola también tenía otro 20% de Medgaz. Cierran esta lista el Gobierno de Italia, que posee un 12% a través de Enel y Endesa, y GDF Suez, con otro 12%.

Ahora, sin embargo, la española Iberdrola se retira dejando en manos de la belga Fluxis su participación del 20%. Eso sí, previo pago de 146 millones de euros. Lo cierto es que el interés del gaseoducto ha caído sensiblemente en los últimos años. Y es que la crisis económica ha hecho disminuir la demanda de gas, no solo en España sino en todo el continente europeo.

La inversión en Medgaz es, sin duda, estratégica, ya que nadie cuestiona que la demanda de gas se recuperará en cuanto mejore la situación económica. En este sentido, otra empresa española interesada en entrar en la sociedad es Gas Natural Fenosa, que ultima los detalles de la compra de un 10% a Sonatrach.

Sea como fuere, Iberdrola ha decidido hacer caja y embolsarse 146 millones de euros. La eléctrica presidida por Ignacio Sánchez Galán (en la imagen) tiene previsto vender activos no estratégicos por valor de 2.000 millones de euros entre 2012 y 2014. De momento, este año lleva cerradas operaciones por valor de 500 millones de euros.

Pablo Ferrer
[email protected]