El Instituto de Estudios Económicos defiende que se establezcan techos de gasto, deuda y déficit a todos los agentes públicos

 

En la mañana del jueves, el Instituto de Estudios Económicos ha presentado su informe de coyuntura económica y ha incidido en la necesidad de controlar el gasto y en la austeridad para salir de la situación de penuria actual.

Y la receta que ha presentado es de sentido común, la que toda persona debería llevar a cabo en su casa para poder salir adelante: no gastar más de lo que se tiene. Y esa lección muchos españoles la han aprendido a consecuencia de la crisis, ya que sobreestimaron sus posibilidades en época de bonanza y cuando llegaron las dificultades no pudieron asumir las deudas.

Los españoles, y en este caso las administraciones públicas, se tienen que aprender el cuento. Hasta ahora se han dedicado los ayuntamientos y las comunidades a gastar por encima de sus posibilidades. Por eso, el Instituto de Estudios Económicos ha pedido que los agentes públicos se sometan a un límite que se aplique tanto al gasto público, como al déficit público, y como a la deuda. Y que este techo no sea sólo de libre cumplimiento, sino que desde el IEE se pide mano dura para que todos los agentes lo cumplan, aplicando sanciones en caso de que no sea así; sanciones que irían desde pérdida de transferencias a imposibilidad de endeudarse en los mercados. Además, ese límite sería para todos por igual, sin excepciones, de manera que se lograra así la estabilidad presupuestaria. Y es que según ha explicado Gregorio Izquierdo, director del Servicio de Estudios del Instituto de Estudios Económicos, "el agente público debe gastar lo que ingresa, no más".

Y parece que se quiere ir por esta línea desde el Gobierno ya que desde este jueves se va a empezar a aplicar la regla de gasto para las comunidades autónomas. Lo que habrá que ver es si luego las comunidades se saltan la norma a la torera o si realmente la tratan de poner en práctica.

Juan María Piñero

[email protected]