• El presidente ruso reconoce que no ha dado los pasos necesarios para diversificar su economía, muy dependiente de la exportación de hidrocarburos.
  • Pero culpa tambien del desplome del rublo y de la bolsa rusa a factores externos como la caída del precio del petróleo.
  • Y se muestra optimista sobre el futuro: "Nos llevará dos años salir (de la crisis) en el escenario más desfavorable". 
El Gobierno y el Banco Central Ruso reaccionaron ayer miércoles y lograron que la moneda rusa, el rublo, detuviese la caída y ganara terreno frente a las principales divisas. En concreto, el Banco Central anunció nuevas medidas entre las que se incluyen facilidades para que las entidades financieras obtengan divisas para atender a sus deudas en moneda extranjera, lo que contribuirá a la estabilización de la moneda rusa, según apuntó la vicepresidenta de la entidad, Ksenia Iudáeva. La entidad organizará más subastas de divisas, con distintas periodicidades y según las necesidades.

En ese contexto, el presidente ruso, Vladímir Putin, ha ofrecido hoy jueves una rueda de prensa en la que ha echado la culpa del desplome del rublo y de la bolsa rusa a factores externos, como la caída del precio del petróleo, pero también ha hecho autocrítica al reconocer que Rusia no ha dado los pasos necesarios para "diversificar su economía", altamente dependiente de las exportaciones de hidrocarburos.

El mandatario ruso ha asegurado que tanto el Gobierno y como el banco central del país han tomado, "en términos generales", las medidas adecuadas para estabilizar los mercados, pero también ha opinado -insistiendo en la autocrítica- que algunas acciones podían haber sido adoptadas con mayor celeridad.

"Todo se hace correctamente, pero se podría ir un paso más adelante", ha criticado Putin, quien ha defendido a la gobernadora del Banco Central, Elvira Nabiúlina, al señalar que la entidad emisora "no es la única responsable de la situación económica del país".

En este punto también ha advertido de que el organismo no va a vender sus reservas de manera irreflexiva: "No se deben repartir las reservas de oro y divisas ni quemarlas en los mercados, sino ofrecer crédito en divisas (barato), que es lo que está haciendo (el Banco de Rusia)", ha dicho.

El líder del Kremlin ha asegurado que su gobierno tomará medidas adicionales para recuperar la estabilidad. "Ha habido resultados, pero el gobierno debe tomar más medidas", ha afirmado Putin, quien ha asegurado que la economía del país se adaptará a las dificultades si éstas continúan.

Putin asegurado que la economía rusa saldrá de la actual crisis económica en un plazo de dos años, en el peor de los casos: "¿Cuánto tiempo Nos llevará dos años salir (de la crisis) en el escenario más desfavorable".

El jefe del Kremlin se ha mostrado optimista al asegurar que la salida de la crisis para el crecimiento de la economía rusa son "inevitables". "La coyuntura económica cambiará y con el crecimiento de la economía mundial se requerirán recursos energéticos adicionales", ha dicho Putin, quien al mismo tiempo no descartó la posibilidad de que el precio del crudo continúe bajando.

Andrés Velázquez
[email protected]