• Y la cifra prevista sería de 1.200 millones de euros.
  • Sólo tendrán que realizar la aportación aquellos bancos que no hayan entrado en el SAREB. O sea, el BBVA.
  • El jueves se anunciaban los accionistas definitivos del SAREB: Santander, Caixabank, Sabadell, Popular y Kutxa. Sólo falta el Grupo de FG.
  • Mientras, la adjudicación del Valencia a Caixabank sigue marcando la pauta, aunque el FROB se niega a aceptar más esquemas de protección de activos.

Las relaciones entre el Gobierno y el BBVA, y por aquello de personalizar, entre el ministro Luis de Guindos y el presidente del banco, Francisco González (en la imagen), resultan hoy, como las fincas en Extremadura, manifiestamente mejorables. Ya hemos explicado las razones y también cómo el conocido banquero del Gobierno Rajoy ha colmado el vaso del cabreo gubernamental como su obsesión por no entrar en el capital del SAREB, cuyo accionariado ha anunciado el jueves el Ministerio de Economía. Están todos, incluido el Popular, además del Santander, Caixabank, Sabadell y Kutxa. Además habrá aseguradoras, al menos cuatro, especialmente MAPFRE. El Gobierno ha conseguido que la mayoría del capital sea privado y el Consejo de Administración ya se ha constituido... incluso negándoles a los bancos un Ceo, aunque eso podría cambiar en el futuro. El BBVA se ha negado a entrar, a pesar de que el Gobierno le ha concedido 3.000 millones de euros en ayudas como regalo por absorber Unnim.

Pero el BBVA se ha negado a entrar en el capital del SAREB. Fue entonces cuando, como adelantara Hispanidad, el ministro Guindos decide mover una palanca que sí es de su competencia: una derrama extra para recapitalizar el descapitalizado Fondo de Garantía de Depósitos, y sólo se librarán de aportar quienes le hayan hecho el favor al Estado de entrar en el SAREB. FG no se ha tomado en serio la amenaza hasta que ha recibido, como el resto de la banca, una citación del Banco de España para el miércoles 26, un día después de Navidad.

Y la cosa no tiene por qué acabar ahí. Tengan en cuenta que existe un grupo de bancos en el filo de la navaja: CX, NCG Banco, España-Duero, Caja3, BMN o Liberbank. Ya hemos reseñado que la adjudicación del Banco Valencia a Caixabank ha modificado toda la reconversión: ahora todos los posibles adquirientes de ese listado de bancos en dificultades exigen las mismas condiciones del Banco de Valencia, que han sido similares a las de la CAM o las de Unnim. Con Esquema de Protección de Activos incluido. En plata: si el BBVA quiere otro chollo como el de Unnim lo va a tener crudo.

Eulogio López

[email protected]