No sé si recuerdan el famoso dilema moral del haz y envés: ¿Se puede fumar mientras se reza ¿Se puede rezar mientras se fuma

En España, me temo que en toda Europa, podríamos hacer un planteamiento similar: ¿Puede un católico ser político en España ¿Y un político ser católico

No parece. ¿Se imaginan a algún miembro del PP defendiendo, no el proyecto de la Ley Gallardón sino sencillamente el derecho a la vida de todo concebido y no nacido, es decir, de todas las personas Sería calificado, en el PP, no en el PSOE, como un peligroso talibán y condenado al ostracismo. Además tanto Aznar como Rajoy han luchado por marginar a los católicos hasta el punto de hundir cualquier opción que defienda los valores no negociables para un cristiano: Vida, familia, libertad de enseñanza y bien común.

Tanto la actitud de Aznar como la de Rajoy siempre ha sido esta: "que se fastidien los católicos: ésos sólo pueden votar al PP". Es mentira, sí, pero ha colado.

Esperemos que deje de 'colar' algún día. Ahora, lo más lógico sería que se unieran los firmantes del Manifiesto de los valores no negociables (CTC, AES y Familia y Vida), junto a figuras cristianas del PP hartas del PP. Días atrás proponía yo a Esperanza Aguirre, pero hay otros. Por ejemplo, el arrepentido -arrepentido de lo que poco que hizo por el derecho a la vida durante el Gobierno Aznar- Jaime Mayor Oreja (en la imagen junto a Aguirre) o Jorge Fernández. Se necesita mucha generosidad, claro, para que abandonen el pesebre y se lancen a la aventura.

En el fondo, se trata de recrear la democracia cristiana, pero ojo, no la democracia cristiana podrida de los años ochenta en adelante. No la de la postguerra, aquellos hombres que creían tanto en la libertad como en la justicia. Por supuesto, como que eran cristianos.

Los tres firmantes del Manifiesto (FyV, CTC y AES, son cristianos), los de VOX también. Algunos dirigentes del PP, quienes, además, son más conocidos socialmente y reconocidos mediáticamente, siempre pueden regresar al cristianismo corriente, que es el cristianismo coherente. En otras palabras, unirse al resto. En mi opinión, ese es el camino para conseguir una opción política diferente y, desde luego, cristiana.

Por cierto, también nos podemos preguntar si es posible que exista en España un banquero cristiano de éxito, o un empresario, o un periodista, o un escritor, o un intelectual. O un…

A los católicos se les margina. Pero no se preocupen, jamás conseguirán marginándonos. No contamos con ningún poder para enfrentarnos a los poderes fácticos, pero sí contamos con su propia debilidad y con la fortaleza de los propios principios que defendemos. Hasta la conciencia de los progres tiene fuerza suficiente para recordarles su incoherencia.

Eulogio López

[email protected]