Además, una pareja de siamesas canadieneses muestra una interrelación entre ambas única en el mundo

Si hay una cosa que tienen clara los abortistas para defender el asesinato de un niño en el vientre materno es que las madres que se plantean abortar no puedan ver ni una imagen de su hijo antes de hacerlo o captar de alguna manera la vida que hay en su interior. Es una batalla legal que se ha planteado en algunos sitios, como en Texas, EEUU: los médicos de Texas deben obligar a las mujeres que van a abortar a someterse previamente a una ecografía y a escuchar el latido del feto. Porque lo que no se ve, cuesta 'menos' eliminarlo, dicho de forma bruta.

Por eso, cualquier imagen de un feto que recuerde que está vivo es tan impactante y se convierte en un argumento más contra el aborto. Y es lo que ha pasado con esta foto que ha dado la vuelta al mundo. Randy y Alicia Atkins, un matrimonio estadounidense, logró capturar fotográficamente el instante en el que, durante su nacimiento por cesárea, su hija Nevaeh lograba asir la mano del doctor Allan Sawyer.

Según relató Randy al sitio web AZFamily.com, "el doctor me llamó y dijo, 'hey, ella está agarrando mi dedo'. Así que fui corriendo para allá y solo tomé la foto, yo estaba asombrado mirando. Era una imagen impresionante".

Alicia, fotógrafa profesional y dueña del sitio de Facebook A Classic Pin-Up, donde también ha colocado la foto del instante,  señaló que tras la publicación de la imagen de su hija sosteniendo la mano del médico "no pensábamos que íbamos a tener tales comentarios positivos. Pensábamos que iba a conseguir más negativos, como 'eso es asqueroso'. En cambio, a todos le pareció que era la mejor cosa del mundo".

Pero es que no lejos de EEUU, en Canadá, una familia de una pareja de siamesas ha grabado un vídeo en el que se las puede ver en un caso de interrelación entre ambas único en el mundo. Religión en Libertad cuenta la historia con detalle. Otro argumento más contra el aborto.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]