Aprueba un real decreto para que Repsol termine los trabajos paralizados en 2004

 

Como ya publicó Hispanidad el pasado 9 de marzo, el Gobierno de Paulino Rivero, formado por Coalición Canaria y PSOE, se había opuesto a las prospecciones de petróleo a unos sesenta kilómetros de las costas de Lanzarote y Fuerteventura, a la voz de "Godos fuera".

El caso es que decir 'no' a estas prospecciones se había convertido en una muestra de canaridad y, por supuesto, del ecologismo más radical. Rivero, además, alegaba que no debía extraerse el crudo porque lo importante es mantener la coherencia entre los canarios, precisamente una de las regiones donde ha golpeado la crisis con más fuerza.

Durante la rueda de prensa tras el Consejo de Ministros de este viernes, la vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, ha señalado que se ha aprobado un real decreto que permitirá la finalización de los trabajos pendientes para, primero, verificar la existencia de hidrocaburos y, si se diera el caso, la viabilidad técnica y económica de su extracción.

Si el proyecto llegara a buen puerto, podría significar el mayor descubrimiento de la historia de nuestro país, es decir, la producción de 100.000 barriles diarios de hidrocarburos. A día de hoy, la producción dentro de España está en unos 2.000 barriles diarios.

Pablo Ferrer

[email protected]