• La Sala de lo Contencioso Administrativo rechaza la suspensión cautelar que pedía el Gobierno canario.
  • Para la petrolera, el fallo es la demostración de que los sondeos "cuentan con todas las garantías medioambientales y de seguridad".
  • Nada ha cambiado: el Ejecutivo de Rivero seguirá con su 'causa nacional' y Repsol con los sondeos para saber si hay petróleo.

El Gobierno de Paulino Rivero, que ha convertido en 'cuestión nacional' su rechazo a los sondeos de Repsol en la isla, no le ha hecho ninguna gracia el fallo de la Sala de lo Contencioso Administrativo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC), que ha desestimado su recurso contra las prospecciones petrolíferas en aguas del archipiélago. Es otro paso más, que sigue a otras sentencias favorables del Tribunal Supremo y diferentes instancias administrativas y judiciales. Pero a Rivero le da igual. Por eso, a su juicio, el nuevo fallo recrudecerá todavía más la batalla legal en la causa penal, como anunció la semana pasada, antes de que se conociera lo que hoy martes se ha conocido.

El fallo del Tribunal Superior de Justicia de Canarias da la razón al Ministerio de Industria y, en consecuencia, Repsol puede continuar con las prospecciones. Sólo uno de los seis magistrados de la Sala emitió un voto particular en contra de los sondeos y a favor de la suspensión cautelar de los mismos.

Para Repsol, el auto del (TSJC) demuestra que los sondeos "cuentan con todas las garantías y protecciones en materia de seguridad y respeto medioambiental". Ve, por tanto "un nuevo aval" a los sondeos que realiza a 50 kilómetros de las islas de Lanzarote y Fuerteventura, en la línea de pronunciamientos anteriores. En un comunicado, la empresa ha señalado que "seguirá trabajando, como hasta ahora, con absoluta normalidad". Insiste en que el proyecto de investigación "es beneficioso para Canarias y para el conjunto de España porque permitirá conocer mejor los recursos naturales y ponerlos en valor".

Miriam Prat

[email protected]