• De los 500 millones de euros a los 125 millones de este ejercicio fiscal.
  • La compañía no ha sabido darle la vuelta a su negocio tradicional.

Corren muy malos tiempos para las antiguas Páginas Amarillas en España. Su antigua responsable, Ana García Fau, la chica Mckinsey (en la imagen), está ahora en EEUU en altos vuelos, pero sin ningún tipo de responsabilidad ejecutiva. Se la señala como una de las responsables. La empresa que llegó a facturar en España casi los 500 millones de euros cuando salió a bolsa, no llegará a los 125 millones este ejercicio fiscal.

La compañía ha cambiado de nombre. Ahora se llama HIBU (en español no significa nada). No ha lanzado nuevos proyectos y han salido la mayoría de los directivos que hicieron grande la compañía, incluso con Belén Amatriaín. ERE tras ERE, la compañía es ahora una pyme en dificultades. No han sabido darle la vuelta a la mera venta de publicidad en las famosas guías, y tras el informe de la consultora Booz&Co intentaron como genialidad la venta de webs a empresas, cuando eso ya lo hacen los estudiantes.

En fin, que unos malos gestores -recordemos que Ana García Fau se movía por Madrid en BMW serie 7, con chofer, y acudía a los restaurantes más caros de la ciudad, tenía su tarjeta Platino de Iberia y todo-, unos malos consultores y un fondo de capital riesgo que va a perder todo lo invertido.

Mariano Tomás

[email protected]