• Jaime Castellanos (en la imagen) y Bergareche propugnan su fusión, a ser posible con la segregación del ABC.
  • Pero Janli Cebrián está dispuesto a gestionar también el periódico monárquico.
  • Castellanos presiona a las familias Ibarra y Urrutia: sin esta operación, Vocento está abocada a una ampliación de capital.
  • Ojo, no se habla de fusión de cabeceras sino de matrimonio empresarial.
  • Con la entrada de la banca y Telefónica en el accionariado, Cebrián ha ganado tiempo e insiste en controlar la fusionada.

Más que un compromiso histórico tendríamos un compromiso histérico. El País, adalid del progresismo hispano y el ABC, vocero del conservadurismo periodístico español, propiedad de una misma empresa. El mayor grupo de prensa regional junto al periódico más vendido de España.

La idea, y las conversaciones, las lleva Jaime Castellanos, acompañado por José María Bergareche, expulsado del Consejo de Vocento. Y hay una alternativa: fusión con ABC o sin ABC. El problema es que no es fácil encontrar un comprador para el ABC.

El argumento de Castellanos para presionar a los primeros accionistas de Vocento es muy claro: o fusión con PRISA o ampliación de capital, la única forma de evitar el concurso de acreedores.

Naturalmente con la entrada de los bancos y de Telefónica en el capital de PRISA, Janli Cebrián se siente vencedor y pretende un control total de la gestión de la fusionada. Como mucho, cedería una Vicepresidencia a Castellanos.

Eulogio López

[email protected]