• Y a Alierta le sentó fatal el desdén sobre una oferta pactada.
  • Y Moncloa, empeñada en salvar a PRISA a costa de su docilidad a la política Rajoy.
  • Como aseguran en la redacción de El País: "A ver cómo regamos hoy los brotes verdes". 
  • El retraso provocó una subida de las acciones de PRISA cercano al 10%... pero la CNMV calla.
  • Ahora, lo previsto es que Luis Velo se convierta en el consejero delegado de la nueva Sogecable, reportando tanto a Eduardo Navarro como a Luis Miguel Gilpérez.

César Alierta acudió a la solemnísima reunión de los empresarios del Comité Empresarial de Competitividad (CEC) con Mariano Rajoy, en Moncloa. Y estuvo en su sitio. No sólo eso, en la mesa ocupaba el sitial central, cuatro a su derecha y cuatro a su izquierda... con Rajoy de acompañante.

Pero la verdad es que Alierta tenía la cabeza en otro sitio: estaba ligeramente cabreado con todo lo ocurrido con PRISA. La sucesión de hechos ya la conocen ustedes: el martes por la noche se anuncia que Telefónica ofrece 725 millones de euros por Digital Plus. En otras palabras, Telefónica salva a PRISA, gracias, entre otras cosas, a que Moncloa estaba especialmente empeñada en ganarse la docilidad sumisa y definitiva de El País y la Cadena SER. Como aseguran en la redacción de El País: "A ver cómo regamos hoy los brotes verdes".

Pues bien, pocas horas después, en las páginas de El País se asegura que Telefónica ha hecho una oferta -que salva al grupo del concurso de acreedores- pero que se lo están pensando. Y que además, tienen otras. Y es cierto que las tenían: Al Jazeera y un acercamiento de la Cámara de Comercio china en España. Sólo que la de Al Jazeera era peor que la de Telefónica.

Y entonces resulta que la acción de PRISA se dispara en bolsa. Alguien pudo ganar hasta un 10% en unas horas, antes de que la CNMV exigiera a PRISA que especificara cuáles eran las otras ofertas para que el inversor pudiera elegir... o que la CNVM suspendiera la cotización.

¿Qué había pasado ¡Ah, los humanos! Pues que había surgido el factor humano. Ángel Vilá, director financiero y jefe del equipo negociador de Telefónica con Sogecable y Fernando Abril Martorell (en la imagen), Ceo de PRISA, empeñados en no ceder y a cara de perro. Viejos amigos pero idéntico mal carácter. Ambos se habían convertido en una rémora para el acuerdo, a pesar de que Moncloa presionaba a Telefónica y de que PRISA necesitaba el acuerdo para salvarse. Y Abril ha sido un obstáculo hasta el final.

¿Y ahora qué va a pasar Pues lo más lógico es que Luis Velo, con experiencia en la argentina Telefé, se convertirá en el consejero delegado de Sogecable, a las órdenes de Gilpérez, presidente de Telefónica de España y de Eduardo Navarro, responsable de Vídeo en El Mundo.  

Eulogio López

[email protected]