El diario afronta una caída de ingresos del 16% en lo que va de año

 

Liberty no perdona. El fondo depredador norteamericano propietario del 67% de las acciones de PRISA está dispuesto a reducir costes a cualquier precio, también al de poner en la calle a 2.500 trabajadores y el de vender cualquier cosa que alguien quiera comprar.

Pero los nuevos gestores tampoco se paran en barras con el equipo directivo. Ahora el cesado es el director general de El País, José Ángel García Olea, quien antes había sido CEO de GMI, la división de publicaciones periódicas y especializadas. La causa, que tras cerrar en pérdidas el ejercicio 2010, El País, buque insignia del conglomerado, ha visto descender sus ingresos en un 16% durante el primer trimestre de 2011.

García Olea ha sido cesado el mismo día en que Fernando Abril Martorell tomaba posesión de su cargo como director financiero de PRISA y adjunto al consejero delegado del Grupo, Juan Luis Cebrián, con unas retribuciones que muy probablemente alcancen los 6 millones de euros (depende del variable). Y es que el pasivo sigue rondando los 5.000 millones de euros.

Miriam Prat

[email protected]