• Al Jazeera quiere la mayoría del paquete del 56% puesto a la venta y que Telefónica y Mediaset se queden con su 44% actual.
  • Lo cual no acaba de convencer a la operadora ni al emporio Berlusconi.
  • En cualquier caso, la previsible entrada de Al Jazeera se haría según el siguiente modelo: Telefónica explotaría los derechos en España, Mediaset en España e Italia y Al Jazeera en el resto del mundo. Hablamos, ante todo, del fútbol. 
  • En cualquier caso, Telefónica de España podría reforzar su cuádruple play y Tele 5 su presencia en las retrasmisión deportivas.
  • Qatar se está haciendo con buena parte del tejido empresarial europeo: Siemens, Iberdrola, Volkswagen, Barclays, Heathrow, Paris St. Germain, Barca (patrocinador), Santander Brasil...
  • Para Cebrián se trata de salvar PRISA y quedarse con El País, la SER y Santillana.
  • Y encima, su número dos, Fernando Abril Martorell, está a un paso de la puerta de salida. Al parecer, Cebrián no cumple su promesa de jubilarse.  

Juan Luis Cebrián (en la imagen junto a César Alierta) ha convocado Consejo de Administración extraordinario de Sogecable para el martes 25. El motivo es analizar -y si se llega a un acuerdo que su gente da por 'ultimado'- cerrar la venta del 56% de Sogecable.

La variante es que no sería una venta a Telefónica sino a tres socios: la operadora y Mediaset, que ya poseen cada uno un 22% del accionariados  más los qataríes de Al Jazeera, empeñada en convertirse en la propietaria de los derechos de retrasmisión deportiva, en especial futbolística, de las grandes ligas europeas.

Ojo, el acuerdo no se ha cerrado, entre otras cosas, porque Qatar exige el 56% de Sogecable, mientras Telefónica y Mediaset se quedarían como están. Eso sí, los del Golfo Pérsico exigen monopolizar los derechos de retrasmisión internacionales, mientras Telefónica se quedaría con los derechos para España y Mediaset para España (Tele 5 y Cuatro) y para Italia.

De esta forma, es cierto, Telefónica podría potenciar a un cuádruple play sin aportar un euro más, pero no gusta que la potencia televisivo-petrolera se haga con el control de lo que alguien en la compañía llegó a calificar como 'sector estratégico', es decir, el fútbol. Dada la guerra de precios de las telecos, a lo mejor tienen razón.

En cualquier caso, Janli Cebrián consiente en quedarse con El País, la Ser y Santillana. Una PRISA jibarizada que ha visto como Nicolás Berggruen, el hombre del Nuevo Orden Mundial que salvó a PRISA de la quiebra, abandonaba el Consejo.

Además, su segundo, Fernando Abril Martorell, está harto de que, como si fuera un Tony Blair cualquiera, Cebrián haya incumplido su promesa de jubilarse. Al parecer, le sigue gustando el puesto. Martorell está más cerca de la puerta de salida que de la de entrada.

Qatar se está haciendo con buena parte del tejido empresarial europeo: Siemens, Iberdrola, Volkswagen, Barclays, Heathrow, Paris St. Germain, Barça (patrocinador), Santander Brasil... y Al Jazeera, que es lo que más preocupa a los servicios secretos norteamericanos.

Eulogio López

[email protected]