Cebrián necesita al mexicano para hacerse con el control de El País

 

El hombre más rico del mundo, o eso dicen, el mexicano Carlos Slim, ahora en dificultades por su enfrentamiento con el presidente Felipe Calderón, no quiere entrar en PRISA pero se deja querer ante las ofertas de Juan Luis Cebrián para que entre en El País SA.

Janli pretende vender todo el grupo, si puede por partes, para sacar más tajada, y quedarse con El País, una especie de vuelta a sus orígenes, ahora a las puertas de la jubilación.

Mientras, Liberty quiere más ventas o la entrada de nuevos fondos. Esos nuevos socios financieros intensificarían el desguace del Grupo y llevarían a la familia Polanco a un capital mínimo de lo que fue su Imperio.

Y la cosa urge, porque el valor volvió a ser castigado, el viernes, otra vez.

Eulogio López

[email protected]