En Egipto, ElBaradei propone a los lectores que apoyen a los 'Hermanos Musulmanes'

 

En Siria, al menos 47 personas han muerto en la localidad de Homs en las últimas horas a causa de varios ataques del Ejército regular, que se suman a los efectuados ayer en la misma localidad y a resultas de los cuales murieron al menos otras 23 personas. Por su parte, la agencia de noticias SANA informó que 29 miembros de las fuerzas de seguridad han muerto en enfrentamientos con "grupos terroristas" en varias ciudades sirias.

Ante la situación que vive Siria y el agravamiento de la represión contra la población civil por parte del régimen de Bashar el Asad, varios países europeos han llamado a consultas a sus embajadores en Damasco. Por ejemplo, el Ministerio de Exteriores español y también Francia, Italia, Bélgica, Holanda y Alemania. A su vez, los Estados del Golfo han expulsado a sus diplomáticos sirios.

Y mientras China y Rusia insisten en su veto a la resolución ofrecida por el Consejo de Seguridad de la ONU para apoyar el plan de transición de la Liga Árabe y condenar la violencia del régimen de Bashar Asad contra la población civil, los Veintisiete de la UE discuten reforzar las sanciones contra el régimen sirio, especialmente en el sector económico, que podrían aprobarse coincidiendo con la próxima reunión de ministros de Exteriores de la UE, prevista para el 27 de febrero.

En el contexto de las revueltas de los países árabes, conocidas como 'Primavera Árabe', el político egipcio y premio Nobel de la Paz Mohamed ElBaradei ha dicho este miércoles que la población egipcia debe superar las diferencias económicas y políticas y unirse para poner fin al Gobierno militar y ubicar al país en el camino de la democracia. ElBaradei ha respaldado al partido político de los 'Hermanos Musulmanes', ya que considera que "se unirán a otras facciones políticas, apoyarán el libre mercado y serán pragmáticos".

Estos 'Hermanos Musulmanes' son islamistas que se proclamaron vencedores recientemente -en enero- de las elecciones legislativas en Egipto, al conseguir un 38% del total de escaños reservados a las listas de partidos políticos, que suponen dos tercios de la Cámara. No obstante, aún queda un largo camino por recorrer dentro del complejo sistema electoral egipcio que debería finalizar con la aprobación en referéndum de una nueva Constitución esta primavera y con la elección de un nuevo presidente del país antes de julio, según lo prometido por la Junta Militar egipcia. Dicha Junta Militar, a través del Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas, es el órgano que dirige Egipto desde la renuncia el 11 de febrero de 2011 del hasta entonces presidente, Hosni Mubarak.

Pero ahí es donde nos entran las dudas, pues, ¿está seguro ElBaradei de que los 'Hermanos Musulmanes' realmente "se unirán a otras facciones políticas, apoyarán el libre mercado y serán pragmáticos" en Egipto si finalmente se hacen con todo el poder?  

Porque, hasta el momento, la llamada 'Primavera Árabe' ha supuesto efectivamente el derrocamiento de algunos dictadores pero, a la vez, el triunfo del fundamentalismo islámico, con su consiguiente recorte de los derechos humanos, muchas veces dirigido, además, contra los cristianos, tal y como denunciaba el director de Hispanidad, Eulogio López.

Tal persecución de los radicales islámicos contra los cristianos en África del Norte y el Medio Oriente es motivo de preocupación para el Papa Benedicto XVI, quien recientemente contextualizó el conflicto sirio dentro de la 'primavera árabe' y declaró: "Invito a la comunidad internacional a dialogar con los actores de los procesos en curso, dentro del respeto a los pueblos y con conciencia de que la construcción de sociedades estables y reconciliadas, opuestas a toda discriminación injusta, en particular religiosa, constituye un horizonte más amplio y más lejano que el de las citas electorales". "Siento una gran preocupación por las poblaciones de los países en los que continúa la tensión y la violencia", añadió, sin citar directamente a otros países aparte de Siria. "El respeto a la persona", añadió, "debe estar en el centro de las instituciones y de las leyes, y debe conducir al final de toda violencia".

Insistimos: los fanáticos islámicos deben aprender a respetar la dignidad humana, los derechos humanos y las libertades de quienes no piensan o no creen lo que ellos.

Además, Occidente debería proponerse ayudar a los opositores a los regímenes autoritarios a cambio de respeto a la libertad religiosa.

José Ángel Gutiérrez
[email protected]