El líder católico se impone en los Estados de Missouri, Colorado y Minnesota

 

-El favorito republicano, Mitt Romney, sufre su primer gran derrota en las primarias del partido.

La pasada noche ha sido, sin duda alguna, la mejor en toda la campaña para el candidato republicano y exsenador por Pennsylvania, Rick Santorum, quien, contra todo pronóstico, ha logrado imponerse en los tres Estados en liza de la semana: Missouri, Colorado y Minnesota. Ésta ha sido la primera gran victoria del candidato conservador en los 'caucus' del Partido Republicano y, a su vez, ha supuesto la primera gran derrota que ha sufrido el favorito a la nominación republicana, el exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, quien durante las últimas semanas había consolidado su candidatura al alzarse con la victoria en las primarias de los Estados de Florida y Nevada.

La victoria de Santorum en los 'caucus' de Minnesota y Missouri -teniendo en cuenta que las primarias en éste último no son vinculantes- supone que el exsenador y miembro destacado del 'Tea Party' ha logrado aunar al electorado conservador en torno a su candidatura, lo que es vital para su campaña. No obstante, más sorprendente ha sido su victoria en el Estado de Colorado, caracterizado por ser uno de los menos religiosos del país y donde Romney era el claro favorito, lo que hace que sean muchos los analistas que se preguntan cómo Santorum, que ha establecido el derecho a la vida y la familia natural como bases de su campaña, haya podido llevarse la victoria.

Con respecto al expresidente de la Cámara de Representantes, Newt Gingrich, ésta ha sido una noche deprimente. De ahí que el controvertido líder conservador haya anunciado que centrará los esfuerzos de su campaña en el 'supermartes' que tendrá lugar el día 6 de marzo y en el que se celebrarán primarias en diez Estados del país.

Sin duda alguna, la victoria de Santorum en las primarias de la pasada noche va a suponer un antes y un después en la carrera republicana. En los últimos días se daba prácticamente por hecho que Romney se alzaría como rival de Barack Obama en las elecciones presidenciales de noviembre, ahora se ha abierto de nuevo la carrera republicana y queda mucho por decidir. La gran pregunta será si Rick Santorum podrá mantener esta tendencia positiva, lo que se dilucidará en la próxima etapa de la carrera: Arizona y Michigan.

Gabriel López

[email protected]