Lo bueno que tiene el titular de Hacienda, Cristóbal Montoro, es que miente fatal. No digo que no lo intente -es ministro-, pero se le nota enseguida.

Días atrás, Hispanidad le preguntaba por la demorada reforma energética del Gobierno. Respuesta: "Yo no sé nada de eso".

Sí que lo sabe. Discute con su colega Soria (en la imagen) sobre la fiscalidad de las eléctricas y energéticas en general. Ni Soria ni Montoro se atreven a decir la verdad: que la tarifa de la luz y del gas están llamadas a subir. Mientras que el secretario de Estado de Energía, Álvaro Nadal, afirma que el Gobierno "quiere hacer lo posible para trasladar lo mínimo la subida al consumidor". En definitiva, serán los ciudadanos los que, una vez más, paguen la locura verde de Zapatero de incentivar una política energética de subvención a una energía ecológica cara e ineficiente.

Esa es la verdad que no se quiere decir: la luz subirá, el gas también.

Eulogio López

[email protected]