Rubalcaba no ve "ninguna razón" para que Amaiur -o sea, ETA- no se presente a las generales y Rajoy no ve "concesiones"

 

Desde que la banda terrorista ETA dijese que deja de manera "definitiva" la actividad armada, los dos principales partidos -PSOE y PP- se han alegrado mucho y -'dicho mal y pronto'- se han bajado los pantalones.



Lo del PSOE no extraña, pues ha sido el Gobierno Zapatero el que ha negociado una hoja de ruta para que ETA dejase las armas a cambio de concesiones políticas. Hoy, sin ir más lejos, el candidato del PSOE a la presidencia del Gobierno, Alfredo Pérez Rubalcaba, seguía el guión de la hoja de ruta zapateril y declaraba que no ve "ninguna razón" para que Amaiur -o sea, ETA- no se presente a las generales.



También hoy, se ha sabido que el Tribunal Supremo ha anulado la condena de seis años de prisión impuesta por la Audiencia Nacional a 15 miembros de Segi por pertenencia a ETA. Y aunque la sentencia tiene fecha del 30 de septiembre, antes de que ETA anunciara el pasado 20 de octubre "el cese definitivo de su actividad armada", el poder judicial también ha puesto sus granitos de arena en esta farsa. Recordemos si no la legalización de Bildu -o sea, ETA- por parte del Tribunal Constitucional de Pascual Sala y cía.



Pero lo del PP sí tiene narices. Al poco del comunicado etarra, el líder del PP se alegraba porque se produjo "sin concesiones". ¿Le parece poca concesión, señor Rajoy, la legalización de Bildu?, ¿le parece poca concesión, señor Rajoy, la 'internacionalización' del conflicto, mediante la conferencia internacional de San Sebastián?



Pero como el votante medio del PP no se cree el anuncio de ETA, los dirigentes de este partido han tenido que recular para disimular. Ayer, don Mariano aseguraba en la COPE que, de negociación, nada. Pero volvía a insistir en que no ha habido "concesiones" porque ETA no ha conseguido ni la independencia ni la anexión de Navarra a Euskadi. Insistimos: ¿le parecen pocas concesiones las anteriores?, ¿le parece poca concesión que ETA esté en las instituciones sin disolverse?



Por su parte, la coordinadora de campaña del PP, Ana Mato, trataba de seguir disimulando hoy -en RNE- y decía que "algunos" se "están precipitando" tras el anuncio del cese de la violencia de ETA ya que "no se ha disuelto, no ha entregado las armas y no ha pedido perdón a las víctimas". Después, en la presentación de la campaña electoral, Mato repetía: el cese de la violencia "es una buena noticia que hay que tomar con cautela". "Queda el segundo paso: que se disuelvan y entreguen las armas". Aunque reconocía que "los ciudadanos se lo creen regular".



Es indignante que los dos principales partidos se hayan bajado los pantalones ante unos terroristas y hayan cedido para que ETA pueda estar en las elecciones sin desaparecer ni entregar las armas. Y es también escandaloso, por parte del PP, la marginación a la que están sometiendo a su compañero de partido, Jaime Mayor Oreja, que denuncia todo esto y que ya avisó: si ETA no consigue sus objetivos políticos, volverá a las andadas.



José Ángel Gutiérrez

[email protected]