• El ex ministro del Interior de Aznar no encabezará la lista de las europeas, no por la política antiterrorista, sino por la deriva abortista del PP.
  • Dicho de otra forma, Rajoy está preocupado por la posible pérdida del voto católico, que hasta el momento siempre había despreciado... porque no tenían a nadie a quien votar.
  • La renuncia de Mayor podría relanzar la apagada corriente democristiana y provida del PP, en la que se incluye el titular de Interior, Jorge Fernández.
  • La gota que ha colmado el vaso es el ninguneo de Gallardón, que ahora pasa -cosas veredes, Sancho- por defensor de la vida.

Todo pasa por el aborto, a pesar de la cantinela de Mariano Rajoy (en la imagen junto a Mayor Oreja) en el sentido de que lo relevante es la economía.

Empecemos por el principio: Alejo Vidal-Quadras ha dado la espantada en el PP y se ha marchado al nuevo partido VOX, de Ignacio Camuñas y Ortega Lara. Pero Quadras es un conservador no un democristiano. Digamos que a Rajoy, siempre tentado de centro- reformismo, no le ha preocupado mucho su marcha. Sí le preocupa mucho más la renuncia del ex ministro del Interior de Aznar, Jaime Mayor Oreja, quien no abandona el partido pero sí se autoexcluye de las listas europeas que encabezara en los anteriores comicios al Parlamento de Estrasburgo. Probablemente no las iba a encabezar pero, en cualquier caso, Oreja ha sido un icono en el PP, especialmente en la lucha contra ETA y contra el nacionalismo independentista vasco. En el PNV no tiene muchos amigos.

Pero, ojo, Mayor Oreja asegura a quien quiere escucharle que no se va por la política antiterrorista, sino por la deriva abortista y relativista del Gobierno Rajoy. No abandona el partido en el que ha militado, como Vidal-Quadras, pero Rajoy teme que despierte la corriente, dormida desde hace años, democristiana y provida del PP, de la que forma parte el titular de Interior, Jorge Fernández.

La gota que ha colmado el vaso ha sido el ninguneo del marianismo hacia la reforma del ministro de Justicia, Ruiz Gallardón, a quien Rajoy y Sáenz de Santamaría han dejado solo. ¡Cosas verdes, amigo Sancho! La deriva abortera del PP ha llegado tan lejos que ahora, dentro del proceso de difuminación ideológica del PP, resulta que Gallardón es el baluarte provida. Los populares discuten entre aborto y abortazo.

En definitiva, Rajoy está preocupado por la pérdida del voto católico, a quien siempre ha despreciado por aquello de que los "católicos sólo pueden votar al PP". Un detalle, Mayor Oreja, en distintas ocasiones durante los últimos tiempos, ha mostrado su arrepentimiento por no haber hecho algo más por la defensa de la vida durante su estancia en el Ejecutivo Aznar

Eulogio López

[email protected]