Coloca letras a tres y seis meses a un interés cercano al 5% unos meses después de que se acordara su rescate

 

Aunque España parece que ahora se encuentra en calma, los mercados continúan su vida y algunos países parece que no pueden salir de la espiral de la deuda en la que se han metido. Es el caso de Portugal.

Varios meses después de que se aprobara el plan de rescate, el país luso continúa sufriendo en los mercados para poder colocar su deuda y este miércoles ha logrado subastar sus letras del Tesoro de tres y seis meses a una tasa de interés que va a suponerle en el futuro unos costes increíbles.

Las letras a tres meses las ha pagado al 4,989%, tres centésimas más que en la anterior emisión de bonos que realizó el 20 de julio pasado, mientras que las letras a seis meses las colocó a un interés del 4,854%, una décimas menos que en la anterior subasta. De esta manera, Portugal, de aquí a tres meses deberá devolver a los compradores 50 millones de euros más de lo que ha percibido en los mercados.

Juan María Piñero

[email protected]