En los siete primeros meses, las ventas en el país asiático crecen un 72,6%,

Solo algunos occidentales están en estos momentos en situación de comprarse un deportivo de lujo. Sin embargo, en los siete primeros meses del año la firma de Stuttgart vendió en todo el mundo 71.381 automóviles, lo que supone un incremento del 28,6% en relación con el mismo período del ejercicio anterior. En los siete primeros meses, sus entregas en China acumulan una progresión del 72,6%, con 14.751 unidades.

En el mes de julio, las ventas de Porsche cayeron un 4% en todo el mundo, pero aumentaron un 79,4% sus la región de Asia-Pacífico, con 3.998 unidades. En Norteamérica, la firma vendió 2.968 coches, un 0,6% más, mientras que en Europa la marca sufrió una caída del 38,3%, con 3.475 unidades. Porsche logró un récord de ventas en julio en el mercado chino, donde matriculó 2.484 coches, cinco veces más que en el mismo mes de 2010.

Mariano Tomás

[email protected]