Por tres razones. La primera, porque a Fernando Ferrín le han inhabilitado para ejercer su profesión y encima le han arruinado económicamente, a él y a su familia, compuesta por el matrimonio Ferrín y sus siete hijos. 

Como testimonio. Si permitimos que una sentencia injusta y una vergonzante actitud del Gobierno Rajoy, acomplejado ante el lobby gay, imponga su sectarismo en el caso Ferrín, la última barrera habrá desaparecido. Luego, no nos quejemos de que nadie se atreva a levantar la voz por la familia natural, esa célula de resistencia a la opresión. Luego, no nos quejemos de que tengamos que tragarnos carros y carretas.

Tercer motivo para apoyar al juez Ferrín: por gratitud. Él fue coherente con sus principios, que son los míos, y el poder, el político y el judicial, le han masacrado por ello. Mañana nos puede tocar a cualquiera de nosotros. Y entonces, ¿nos gustaría quedarnos solos

Vamos a rascarnos el bolsillo: Barclays Bank: 0065-0036-71-0001089147..

Eulogio López

[email protected]