Gracias al 'manguerazo' del Banco Central Europeo

El interés del bono español a 10 años se ha situado en mínimos históricos este lunes, al alcanzar el 2,58%, por debajo del equivalente de Estados Unidos, que se ha mantenido en el 2,60%. Es la primera vez que ocurre desde abril de 2010.

Las causas hay que buscarlas en la baja inflación y, sobre todo, en las medidas anunciadas el pasado jueves por el presidente del Banco Central Europeo, Mario Draghi. Nos referimos a la bajada de tipos de interés hasta el 0,15% y al compromiso de inyectar hasta 400.000 millones de euros a la economía.

Aunque el hecho de que España se financie más barato que EEUU es positivo, no lo es tanto que sea gracias al manguerazo del BCE. Como hemos explicado en numerosas ocasiones, la inyección de liquidez es pan para hoy y hambre para mañana, es decir, lejos de solucionar el problema, lo agudiza y prepara el escenario para otra crisis, tal vez peor que la actual.

Andrés Velázquez

[email protected]