• Y el ministro de Industria les da 10 días para que identifiquen los canales a cerrar.
  • El chantaje de Antena 3 TV-La Sexta y Tele 5-Cuatro no ha dado resultado.
  • El Gobierno lanzará un concurso por un nuevo canal, además de pagar el dividendo digital a las telecos.
  • El trasfondo político de la medida: Rajoy le retiró el poder a Soraya en esta materia y se lo entregó al ministro Soria.
  • Es la mayor bofetada sufrida por la vicepresidenta desde su llegada al poder del PP.
  • El problema es que Rajoy no se fía de su segunda, empeñada en sucederle con el apoyo de los señores de la información.
  • Y sin ningún problema técnico.
  • Tele 5 y Antena 3 TV se quedarán con seis y cinco canales.
  • Vocento y Unedisa pasarán de 4 a 2.
  • Según la patronal UTECA, el Gobierno atenta contra el pluralismo informativo.
  • A lo mejor, por quitar teletiendas.
  • Eso sí, el Gobierno ha cedido ante el Duopolio durante más de 18 meses, en rebeldía flagrante contra el Tribunal Supremo. Un ejemplo de vigencia del Estado de Derecho.

La sentencia del Supremo se dictó en noviembre de 2012. Nueve canales de TDT de alcance nacional deberían cerrarse: tres de Atresmedia, dos de Mediaset, dos de Unedisa y dos Vocento. Dicho de otra forma, el Duopolio se queda con seis (Tele5-Cuatro) o cinco canales (A3 TV-LA Sexta), mientras ABC (Net TV) pasa de cuatro a dos y El Mundo (Veo TV) de cuatro a dos.

Sólo la presión del Duopolio Lara-Berlusconi hizo que la vicepresidenta Soraya Sáenz de Santamaría (en la imagen junto a Rajoy) desobedeciera al Tribunal Supremo y paralizara el cierre, de la misma forma que paralizó la vuelta de la publicidad a televisión. Con el no cierre, encima paralizaba el proceso de dotar de mayor pluralismo a la televisión española (el Duopolio controla el 57% de la audiencia y el 91% de la publicidad), así como el desarrollo de la cuarta generación de móviles, el famoso dividendo digital. España podrá entrar así en la cuarta generación de móviles, que el Duopolio ha paralizado. En el 3G fuimos vanguardia, en 4G estamos a la cola.

Ahora bien, ¿qué ha pasado para que tras tanta dilación, provocada por el chantaje del Duopolio y la sumisión de Sáenz de Santamaría, se retrasase tanto el dividendo digital y ahora resulta que se quiera hacer a toda prisa Sencillo: el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha desautorizado a su segunda, le ha quitado las competencias en la materia y se las ha otorgado al titular de Telecomunicaciones, a la sazón, el ministro de Industria, José Manuel Soria, partidario de algo tan raro como... cumplir las sentencias de los tribunales.

Y es que Rajoy no se fía de su segunda. Cada vez son más los próximos al presidente -por ejemplo, Cospedal; por ejemplo los ministros Margallo y Fernández; por ejemplo, la ministra Pastor; por ejemplo, Jorge Moragas y Carmen Martínez de Castro-, los que le soplan que las televisiones del Duopolio son durísimas con todo su Gobierno... menos con doña Soraya.

Además, Rajoy está acumulando más poder que cualquiera de sus antecesores y no acepta que le chantajeen los señores de la prensa. Y así les ha dicho: "A mí no me chantajea nadie". Bueno a esos ya les tiene controlados, al Duopolio todavía no, pero estamos en ello. Eso sí, el Gobierno no tiene defensa por la cacicada de haber toreado al PP durante año y medio, y a las telecos, que ya han pagado el 4G por el mismo lapso.

Total, que, tras la bofetada Soraya, emerge Soria. El ministro ha asegurado a Hispanidad que ha dado 10 días al Duopolio y a los otros dos afectados (Vocento y Unedisa) y que el 6 de mayo habrá nuevos canales menos de TDT. Lo que no aclara es cuántos canales sacará a concurso, aunque fuentes gubernamentales aseguran a Hispanidad que será 1. En cualquier caso, el ministro Soria asegura que "muy pronto" tendrá el plan técnico del dividendo digital.

Ahora, cada emisora tendrá que decidir qué canales cierra. Lo curioso es que la patrona de la televisión privada (UTECA) controlada por el Duopolio, nos comunicó a los españoles el cierre antes de que lo hiciera el Gobierno, y tiene la osadía de hablar de que se reduce el pluralismo. Seguramente se refiere a las teletiendas que cerrarán.

¿Cuál sería la clave Que el Gobierno pagara el dividendo digital y tuviera hueco para licitar nuevos canales... a cualquiera que no tenga uno en la actualidad. Eso sí sería aumentar el pluralismo.

Eulogio López

[email protected]