La especulación con los bajos estaba haciendo mucho daño a los valores medios españoles, en un periodo de caída libre

Menos mal que no hemos tenido que seguir, como siempre en el pasado, la estela de franceses o italianos. La Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) ha actuado esta vez por su cuenta y riesgo y ha prohibido las provisiones cortas u operaciones bajistas. Ya era hora.

En un momento en que la Bolsa española está por los suelos y las compañías estratégicas a precio de saldo y a tiro de opa, el presidente de la CNMV, el socialista Julio Segura, ha cedido a las presiones y ha vuelto a prohibir de forma cautelar las operaciones bajistas. Una prohibición de tres meses.

Andrés Velázquez

[email protected]