Los analistas de Morgan Chase aseguran que no se debe comprar deuda española por la inestabilidad que provocan Cataluña y el ascenso electoral de Podemos.

Es algo parecido a que Podemos no gane las elecciones porque los intermediarios financieros, que no los inversores, consideren que son desestabilizadores. Oiga no, Podemos no debe llegar a La Moncloa por otra razón: porque son unos majaderos tiranos o unos tiranos majaderos, según prefieran, no porque los chicos de Morgan nos amenacen con no comprar nuestra deuda

Lo otro sería tanto como decir que debemos votar lo que dicen un puñado de analistas de los grandes bancos de inversión, que no dudarían en apoyar a una tiranía si esa tiranía ofrece buenos resultados económicos. Por ejemplo, los analistas llevan años apoyando a China, la mayor tiranía del mundo.

Sin ánimo de emplear palabras graves, eso sería la perversión de la democracia y, lo que es más preocupante: sería plutocracia.

Se me dirá que, independientemente de las intenciones de Morgan, el programa económico de Podemos perjudicaría a la economía española. Sí, es cierto, pero es que los analistas no advierten a los españoles del peligro que corren: España les importa un pimiento. Los analistas trabajan para un futuro hipotético... y casi nunca aciertan. Lo que están diciendo esa panda es que no comprarán deuda pública española desde ya mismo, antes de que Podemos gane o pierda las elecciones... en concepto de 'por si acaso'. Es decir, que el daño lo hacen ahora mismo. Algo parecido a la guerra preventiva. Y, encima, no disparan contra España con su dinero sino con el dinero de sus clientes, porque son eso: intermediarios.

Hispanidad

[email protected]