Por el contrario, descienden las compras del canal de empresas un 20%

El Plan PIVE, que contabiliza ya más de 82.000 reservas, está demostrando un efecto positivo en el mercado de la automoción en las ventas a particulares.

Se ha registrado un incremento en las adquisiciones del 14% en el mes de mayo, que contrasta con los datos negativos de las ventas a empresas, que disminuyen un 19,9% en el mismo periodo. Las ventas a particulares fueron de 32.991 unidades, lo que representa un 47% del total del mercado, 70.534 unidades, pero no han podido contrarrestar el efecto del descenso del canal de empresas. El volumen total de ventas ha disminuido un 2,6%.  

Según datos de ANFAC, la Asociación Española de Fabricantes de vehículos y camiones, en el conjunto del año, las cifras muestran un volumen total de 313.576 unidades con un descenso acumulado del 5,8%, moderado en los últimos meses por el efecto positivo del Plan PIVE 2.

ANFAC destaca la continua caída y deterioro de las matriculaciones del canal de empresas. Justo antes de la crisis, este canal representaba el 29% del mercado, hoy en día apenas llega a una cuota del 22%. En el período enero-mayo, las ventas a empresas caen un 22,5%, con un volumen acumulado de 78.626 unidades. En cuanto al mercado de alquiladores, se ha producido un descenso en el mes de mayo del 8,6%, con un total de 21.862 unidades. En el acumulado del año, este canal retrocede un 3,8% con un total de 86.993 matriculaciones.

Andrés Velázquez
[email protected]